ASPER revive y convoca una huelga general en la USAL para el 24 de octubre

Algunos estudiantes consideran necesario retomar el “espíritu de lucha” que la asociación presentó en la década de los ochenta.

Estudiantes de la Universidad de Salamanca pertenecientes a las asociaciones UNE y MAS han decidido unir sus fuerzas para revivir ASPER, la Asociación Progresista de Estudiantes Renovadores que surgió durante el curso 1985-1986 en la USAL.

 

El “ataque sin precedentes que está sufriendo la Universidad” es el motivo que ha llevado a estos estudiantes a intentar recuperar el “espíritu de  lucha” que presentó hace décadas ASPER, para “defender una universidad pública y de calidad”, según ha explicado Rashid Mohamed Vázquez, miembro de la Asociación.

 

Por ello, ASPER ha convocado una huelga general en la Universidad de Salamanca programada para el 24 de octubre, y llevará a cabo una campaña de recogida de firmas contra la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa.

 

Rashid Mohamed también ha cargado contra los recortes en educación: “Las becas son las que garantizan la igualdad entre los estudiantes, y acceder a ellas es cada vez más difícil”, ha asegurado. “Quieren expulsar a la clase trabajadora de la universidad”.

 

Además, ha criticado la situación de la educación universitaria en el ámbito autonómico, recordando que Castilla y León ocupa el tercer puesto nacional en cuanto al precio de las tasas se refiere. “El mapa de las titulaciones en la comunidad está planteado siguiendo criterios económicos”, ha concluido.