Así se llega a una gran FINAL

El testarazo de Puyol, la incursión de Pedrito y la absoluta posesión del balón fueron determinantes
EFE / Potchefstroom

España superó las semifinales del Mundial 2010 por primera vez en su historia, gracias a su triunfo ante Alemania (1-0), mostrando el mejor fútbol que ha realizado en todo el campeonato en un duelo que se decidió por un gol de raza de Carles Puyol.

Puyol estuvo inconmensurable en defensa, y con claves como la irrupción del canario Pedro Rodríguez, la posesión de balón para anular las potentes armas germanas y el buen hacer del seleccionador nacional, el salmantino Vicente Del Bosque, a quien no tembló el pulso en un momento decisivo para sentar a Fernando Torres y dar minutos desde el comienzo a Pedrito.

Todos los medios nacionales y extranjeros coincidieron en señalar que España realizó ante el mejor rival de los que ha tenido en este Campeonato del Mundo, el mejor juego. A pesar de ello, el gol tuvo que llegar de cabeza y tras un córner.