Así despide Mañueco la legislatura: 800.000 euros en una contratación opaca a una semana del cambio de Gobierno

La mesa de contratación adjudica por urgencia a Gecocsa y Congesa XXI contratos por 800.000 sin que el pliego haya pasado por comisión, en un contrato fraccionado en lotes, con voto en contra del PSOE... justo cuando el PP ha ofrecido participación y transparencia a Ciudadanos.

El equipo de Gobierno apura sus últimas decisiones y esta semana ha resuelto la adjudicación de un contrato de importante cuantía con el que se ha saltado muchas de las premisas de la oferta de gobernabilidad que ha hecho a Ciudadanos, la formación que le puede dar la mayoría. Así, el propio alcalde ha prometido al resto de grupos su entrada en órganos de gestión del Ayuntamiento como prueba de transparencia y voluntad de diálogo, pero a última hora está tomando decisiones en las que deja totalmente de lado a la actual oposición.

 

 

FRACCIONADO Y A DÍAS DEL CAMBIO DE AYUNTAMIENTO

 

Así, esta semana la mesa de contratación ha adjudicado el contrato para reformar los pasos de peatones de toda la ciudad y hacerlos más accesibles. Se trata de una licitación de una importante cuantía, ya que partía con un precio de 1.024.000 euros y que finalmente se ha adjudicado en cerca de 800.000 euros. Estaba dividido en tres lotes, por zonas de la ciudad. Las empresas adjudicatarias han sido dos, Gecocsa (que se ha llevado dos lotes) y Congesa XXI. La división en lotes permite sacarlo por procedimiento restringido y no por abierto.

 

Según ha denunciado el PSOE, el problema han sido las prisas y las formas escogidas para la adjudicación. A pesar de todo, ha ido a la mesa de contratación donde el PSOE ha votado en contra y ha pedido explicaciones; las únicas recibidas, la urgencia de la contratación de este proyecto. Sin embargo, la licitación salió el pasado diciembre y las ofertas se recibieron entonces, con lo que bien podría haber esperado los pocos días que quedan hasta el cambio de Gobierno: el nuevo pleno se constituye el próximo sábado y el alcalde y concejales están ahora en funciones. 

 

 

SIEMPRE LAS MISMAS EMPRESAS

 

Otro problema han sido los criterios de licitación. Se escogió el procedimiento restringido, aquel por el que antes del anuncio de licitación, el órgano contratante establece unos criterios objetivos de solvencia y selecciona a, al menos, cinco candidatos. Sin embargo, los pliegos no han pasado por la comisión de contratación a pesar de que es en ellos donde reside el criterio de solvencia.

 

Según el pliego, las empresas aspirantes tienen que acreditar una solvencia económica concreta: declarar una cifra de negocios global de las obras realizadas por la empresa en el curso de los últimos tres ejercicios concluidos, por un importe superior a tres veces el presupuesto de licitación de la obra ofertada. Esto beneficia a las empresas que han contratado de manera habitual con el Ayuntamiento de Salamanca, caso de las dos adjudicatarias, que son dos de las contratistas que más obras se han llevado. Y este sistema también restringe mucho la competencia ya que no permite que empresas que no hayan trabajado estos años con el Consistorio accedan a obras. El resultado es que las obras las hacen dos 'viejas conocidas' del equipo de Gobierno.

 

 

SIN RASTRO DE TRANSPARENCIA

 

No es la primera vez que ocurre esto. El PSOE ha votado de manera sistemática en contra de todas aquellas contrataciones que han ido directamente a mesa de contratación sin pasar por la preceptiva comisión, donde se debe debatir el tipo de pliego y otras condiciones. La persistencia de esta situación hace dudar del supuesto propósito de enmienda hecho por Mañueco y sus lista de gobierno. Más todavía si uno de los protagonistas de las adjudicaciones, el tenite de alcalde Carlos García Carbayo, se va a mantener en el hipotético equipo de Gobierno que formaría Mañueco.