Así controlan los padres los movimientos online de sus hijos adolescentes

Foto: EP

¿Cómo se ha adaptado la vigilancia de los padres hacia los hijos nativos digitales? Te contamos cómo controlan los movimientos online de sus hijos adolescentes.

El mundo digital ha abierto un mundo inmenso sin salir de casa. Esto se observa principalmente en los comportamientos de los llamados nativos digitales, los adolescentes, que han puesto 'contra las cuerdas' las ya anticuadas formas que tenían los padres de controlar y cuidar a sus hijos. 

 

El mundo digital ofrece muchos beneficios potenciales, como la conexión entre iguales o el acceso a contenidos educativos. Sin embargo, los padres son conscientes de los riesgos y peligros que entrañan los comportamientos de los adolescentes cuando están en línea, sobre todo aquellos relacionados con las personas con las que se relacionan: cada vez son más los expertos que llaman la atención sobre la necesidad de tener cuidado con la privacidad, el ciberbullying y la seguridad en línea.

 

Al respecto, Pew Research Center ha llevado a cabo una encuesta entre padres de adolescentes de entre 13 y 17 años para encontrar cómo los progenitores de hoy en día lidian con esta nueva realidad y tratan de proteger las 'vidas digitales' de sus hijos al tiempo que les animan a hacer un uso seguro y responsable de estas nuevas tecnologías. Las encuestas se realizaron entre septiembre y octubre de 2014 y febrero y marzo de 2015 y sus resultados han sido publicados en enero de 2016.

 

Castigos y límites a nuevas tecnologías

 

Tal y como explican desde este centro de investigaciones estadounidense, la tecnología digital se ha convertido en algo central en la vida de los adolescentes, que invierten una parte muy importante de sus días en compartir contenido en redes sociales. Que sean una parte tan importante de su vida hace también que los padres las utilicen como castigo: el 65 por ciento de los progenitores prohíben los teléfonos o el acceso a internet como forma de castigo.

 

Eso sí, las restricciones sobre el uso de las pantallas no siempre son consecuencia del mal comportamiento por parte de los adolescentes, pues los padres a menudo ponen normas sobre la frecuencia y el tiempo que los adolescentes pueden conectarse: el 55 por ciento de los progenitores dice limita el tiempo que sus hijos pueden estar en línea, según esta encuesta.

 

Encuesta sobre padres y adolescentes en cuanto a redes sociales

 

Entre los datos más llamativos de esta encuesta destaca que el 61 por ciento (es decir, seis de cada diez) de los padres comprueba qué portales visitan sus hijos cuando usan internet. Asimismo, un porcentaje muy similar de ellos (el 60 por ciento) vigila los perfiles de sus adolescentes en las redes sociales.

 

Por otra parte, algo menos de la mitad (48 por ciento) de los encuestados dice que mira las llamadas o mensajes de los smartphones de sus hijos, mientras que el 39 por ciento de los padres utiliza algún tipo de control parental sobre las actividades de sus hijos online.

 

Son muchos menos aquellos que utilizan estos controles parentales para limitar el uso de los teléfonos móviles: sólo lo hace el 16 por ciento, porcentaje idéntico al de padres que hacen uso de herramientas de monitorización para rastrear la localización de sus hijos con sus smartphones.

 

Educación sobre los peligros de internet

 

No sólo de control viven los hijos: es necesario educarles en un uso responsable de las nuevas tecnologías pues, por muy 'nativos digitales' que sean, hay cosas que se les escapan y en las que los padres deben incidir. Sobre esto también ha preguntado la encuesta de Pew Research Center, que deja patente que los padres cada vez se preocupan más por hablar con sus hijos sobre estos asuntos, aunque aún queda mucho por hacer.

 

En esta línea, la encuesta revela que la mayoría de los padres (el 56 por ciento) habla "frecuentemente" sobre los comportamientos adecuados o inadecuados de sus hijos en el colegio, el hogar y la vida en sociedad. Sin embargo, el porcentaje baja hasta el 40 por ciento en el caso de aquellos que hablan con frecuencia sobre los peligros de compartir información online.

 

Llama la atención que el 95 por ciento de los padres ha mantenido conversaciones con sus hijos sobre qué contenido ven en línea, aunque sólo el 39 por ciento lo ha hecho con frecuencia. En el caso de las conversaciones sobre los contenidos consumidos en televisión, música, libros y revistas, el porcentaje de padres que habla con frecuencia de esto es de sólo el 36 por ciento.

 

Preocupante es que sólo el 36 por ciento de los padres hable con frecuencia sobre la importancia de mantener comportamientos adecuados hacia los demás cuando estamos en línea. El 42 por ciento dice que lo hace "ocasionalmente", mientras que el 15 por ciento lo lleva a cabo "raramente" y un siete por ciento jamás lo ha hecho.