Asaltan una nave de electricidad para robar 30.000 euros en cable

Los Villares de la Reina. Los asaltantes entraron primero en una empresa dedicada a vehículos fúnebres, donde robaron gasoil y causaron daños, y a través de un butrón accedieron a la segunda nave
E.G.

El polígono industrial Los Villares de la Reina ha vuelto a sufrir la acción de los ladrones. En esta ocasión, las afectadas han sido dos empresas, una especializada en vehículos fúnebres y lápidas y otra en electricidad. De esta última, los asaltantes se apoderaron de cable de cobre. La cuantía del total de lo sustraído, a la espera de la realización de una revisión más exhaustiva, ronda los 30.000 euros, según señalaron a este periódico responsables de una de las empresas afectadas.

El robo se produjo la madrugada del miércoles al jueves. Los asaltantes, que según los afectados conocían perfectamente cómo tenían que actuar, accedieron primero a una empresa especializada en lápidas y vehículos fúnebres, ubicada en la calle Cascajales, del polígono industrial Los Villares de la Reina.

En el lugar, sustrajeron con una sonda el gasoil de los vehículos, unos 80 litros, y causaron importantes destrozos, tanto en las lápidas como en dos de los vehículos fúnebres, a los que rompieron los cristales y movieron a su antojo, para lograr retirarlos de la pared en la que realizaron un butrón. Desde ahí accedieron a la segunda empresa afectada, Helmatel, S. L., ubicada en el número 35 y especializada en material de electricidad.

En esta segunda nave y una vez que desactivaron el sistema de alarma, se dirigieron hacia su botín, el cable de cobre, almacenado en rollos y bobinas. Según las hipótesis manejadas por los afectados, los asaltantes, “que debían ser más de uno por el importante peso del cable sustraído”, tuvieron que meter el vehículo o furgoneta en el interior de la otra nave y desde allí cargaron el material. Una parte la sacaron de la nave por el butrón, pero las bobinas más grandes las tuvieron que sacar por la puerta principal, dado su tamaño.

Aunque los afectados todavía en la tarde de ayer estaban valorando lo sustraído, estiman que los asaltantes se apoderaron de bastantes metros de cable de cobre desnudo, almacenado en rollos y bobinas, algunas de gran peso y valor, de unos 500 metros. La cuantía del material sustraído ronda los 30.000 euros, ya que algunas bobinas sustraídas, de sección 120, estaban valoradas en 3.000 euros, según señalaron las citadas fuentes.

Al no saltar la alarma, los responsables de la nave se percataron del robo cuando llegaron a trabajar, momento que los afectados de la otra empresa les informaron de lo que había ocurrido.

Es la primera vez que entran en esta nave pero los afectados temen que los asaltantes vuelvan a entrar de nuevo. Sospechan que los delincuentes conocían la distribución de la empresa ya que realizaron el butrón estratégicamente para acceder desde él directamente al cable de cobre, dejando de lado las furgonetas que tienen en el interior de la nave. Tampoco registraron la oficina, ya que los asaltantes se centraron en sustraer todo el material que les cupo en el vehículo.