Asaltan un bar y roban el dinero de las tragaperras en Mozárbez

De madrugada. Los ladrones accedieron al interior del local por una ventana y sustrajeron 700 euros de manera silenciosa de modo que los propietarios, que dormían en la planta superior, no se enteraron
E. G.

Un mesón ubicado en el municipio de Mozárbez fue asaltado la madrugada de ayer. De nuevo, el objetivo de los ladrones fue la recaudación de las máquinas tragaperras, aunque en esta ocasión, a diferencia de las anteriores, no emplearon mazas para romper las máquinas, sino que las abrieron con las llaves que tenían los propietarios del local escondidas.

Los hechos ocurrieron de madrugada, en torno a las 3.30 horas. Los asaltantes –entre dos o tres según informó a este periódico el propietario del bar– accedieron al interior del establecimiento El Buen Gusto, ubicado en Mozárbez, a través de una de las ventanas ubicadas en la parte trasera. Para ello, rompieron las rejas de la ventana, desconectaron un ventilador instalado junto a la misma y llegaron a retirar de manera “muy sigilosa” unas macetas que les impedían el paso.

Una vez en el interior, los asaltantes se dirigieron directamente a su objetivo: las máquinas tragaperras. Sin embargo, en vez de romperlas con mazas, se aproximaron a la caja registradora donde los propietarios del local guardan las llaves de las máquinas. Esta manera de actuar ha llevado a los afectados a intuir que los asaltantes “nos tenían controlados”.

Tras abrir las dos máquinas tragaperras, los asaltantes se hicieron con un botín de 700 euros –según denunció en el cuartel el afectado– y salieron huyendo del lugar, de modo que cuando saltó la alarma del establecimiento, lo que alertó a los propietarios que dormían en la planta de arriba, ya no se encontraban en las inmediaciones.

Junto a las tragaperras también hay instalada una máquina de tabaco, que en el momento del robo se encontraba abierta con unos cien euros, una cantidad que los asaltantes no se pararon a sustraer.

Según señaló el propietario del restaurante, los individuos actuaron de manera muy rápida “en menos de cinco minutos” y silenciosa ya que pese a encontrarse durmiendo en la planta de arriba no escucharon nada, salvo cuando sonó la alarma.
“Como el suelo es de madera, sentimos algunos golpes, lo que alertó a mi mujer pero yo le dije que sería la máquina del hielo”, señaló el afectado.

Pese a que el mesón, ubicado en la carretera de Béjar, dispone de cámaras de vigilancia, no han podido identificar a los individuos ya que la zona donde se encuentra las máquinas tragaperras queda fuera del área de vigilancia.

Es la primera vez que roban en este establecimiento aunque “lo estábamos esperando ya que han entrado en otros restaurantes de municipios cercanos como Cuatro Calzadas, Miranda de Azán o Arapiles”, señaló el dueño del mesón El Buen Gusto. El último golpe a las tragaperras se produjo hace apenas un mes, el 8 de mayo de 2010 en Guijuelo. En esa ocasión, los asaltantes –tres hombres de nacionalidad rumana– robaron en el restaurante Coca, donde destrozaron las máquinas tragaperras. También asaltaron una fábrica de embutidos.