Asaltan siete naves en el polígono, la segunda vez en una semana

Castellanos de Moriscos. Los autores destrozaron en algunas de las empresas las alarmas en busca de dinero y causaron cuantiosos daños. Denuncia. El sector reivindica una mayor vigilancia en la zona
e. g.

De nuevo y tan sólo una semana después, las empresas instaladas en el polígono de Castellanos de Moriscos han vuelto a ser objetivo de los ladrones. Si en la madrugada del pasado viernes, día 22 de octubre, asaltaron cinco naves, en esta ocasión la cifra se eleva a siete, según informaron los afectados a este periódico.

Si en el anterior saqueo, los asaltantes rompieron una de las alambradas del centro de Inspección Técnica de Vehículos para acceder a la empresa Mármoles Eusebio, la madrugada de ayer la afectada fue la propia ITV, donde los ladrones causaron importantes destrozos en busca de dinero en efectivo.

Otra de las empresas afectadas fue Electromanufacturas J. M., ubicada en la calle León. Accedieron al recinto fracturando uno de los cristales y una vez en el interior destrozaron el sistema de alarmas. Cuando llegaron a las oficinas, “revolvieron todo”, señaló una de las empleadas y se apoderaron de unos 300 euros guardados en los cajones. Además, también rompieron las máquinas expendedoras de chocolatinas. A primera hora de la mañana, cuando los empleados llegaron a sus puestos de trabajo comprobaron que habían entrado a robar en la empresa.

Para asaltar el mayor número de naves y en el menor tiempo posible, actuaron en empresas próximas unas de otras. En la calle Soria, entraron en Enaboy Castilla, especializada en logística frigorífica. Según señaló a TRIBUNA uno de los empleados, los asaltantes entraron sobre las 23.00 y las 02.00 horas forzando una de las puertas de entrada.

En las oficinas pusieron todo el mobiliario patas arrriba. “Tiraron las puertas abajo y revolvieron los cajones”, señaló uno de los empleados, en busca de efectivo, cuya cuantía no fue muy elevada, unos 700 euros, ya que “al final de la jornada apenas se deja algo de dinero”. Sin embargo, los ordenadores y el resto de material de oficina, tanto en esta empresa como en el resto de afectadas, pasaron desapercibidos.

En la empresa Integra 2, los asaltantes destrozaron la puerta de entrada y rompieron el sistema de alarmas y diversos cables para poder actuar con mayor seguridad. Una vez en el interior, buscaron las oficinas donde, de nuevo, revolvieron todas las dependencias en busca de dinero, cuya cuantía se desconoce pero no fue muy elevada, como en el resto de los casos.

Helados Miko y la empresa especializada en extintores, Fire Ice, fueron otras de las afectadas. En Fire Ice, de las dos naves que componen la empresa, entraron sólo en una, donde se encuentran las oficinas. Para ello, apalancaron una de las puertas de entrada. Esta ha sido la empresa menos afectada donde los ladrones apenas ocasionaron desperfecto. Entraron y huyeron sin botín económico. A estas naves se añade otra empresa especializada en hierro y ubicada en este polígono. La Guardia Civil acudió en la mañana de ayer a las naves para recoger huellas que ayuden a identificar a los asaltantes. Debido a la oleada de robos, que según los empresarios de la zona, no son aislados, sino que llevan sucediéndose desde hace algún tiempo, el sector solicita una mayor presencia policial para evitar los constantes saqueos sufridos.