Asaja solicita un plan de abandono indemnizado para los ganaderos a los que no recogen la leche

Este plan de abandono iría dirigido exclusivamente a los ganaderos que tengan que dejar obligatoriamente la actividad al no encontrar un comprador que se haga cargo de la producción.

La ayuda, que sería anual y por un periodo de 5 años, compensaría parte de la inversión realizada y dotaría de liquidez a las explotaciones para reconvertirse de una forma ordenada hacia otros subsectores agroganaderos.

 

ASAJA estima que a partir de primeros de abril, fecha en la que vencen algunos de los contratos actualmente en vigor, podrían quedar en Castilla y León varias decenas de ganaderías sin empresa que recoja la leche –algunas ya han recibido estos días la comunicación por escrito–, viéndose obligadas a tirar cada día la mercancía, como producto perecedero que es. 

 

Así, ASAJA considera que los poderes públicos tienen que ofrecer una solución para estos ganaderos, que en la mayoría de los casos llevan ya varios meses perdiendo mucho dinero, y que ahora se quedan en el más absoluto desamparo haciendo frente a sus obligaciones con los bancos y con los proveedores, sin obtener recursos por no tener comprador para el producto. 

 

Este plan de abandono que solicita ASAJA tendría un efecto beneficioso para el ganadero que se quede en activo, pues se produciría una reducción de la producción en un momento de excedentes, y como consecuencia de ello un posible repunte de los precios.

 

Por último, ASAJA apela a la receptividad y compromiso del que ha hecho gala la consejera para que reciba esta propuesta con el interés que se merece, y dé cuanto antes una respuesta satisfactoria que traiga un poco de tranquilidad a un sector que vive un momento especialmente convulso.