Asaja ‘regala’ carbón a las eléctricas por la subida de tarifas

Representación salmantina. A las 09.30 horas partía un autobús desde la sede de la organización con cerca de 50 profesionales para unirse a varios centenares que acudieron a la protesta en Valladolid
Ical / Ch. D.

Bajo el lema Eléctricas, peligro de ruina para el campo cerca de quinientos agricultores y ganaderos de Castilla y León se manifestaron ayer, víspera de la festividad de los Reyes Magos, en Valladolid para reclamar la restauración de tarifas de riego específicas para el sector.

La protesta, que se inició en la plaza de Colón y concluyó a las puertas de la sede regional de Iberdrola, en la calle María de Molina, estuvo encabezada por varios tractores de época y un grupo de niños con tractores de juguete, seguidos por la comitiva real.

Concluida la marcha, Melchor, Gaspar y Baltasar volcaron dos grandes sacos de carbón a las puertas de la compañía eléctrica, como premio a su comportamiento con el campo a lo largo de 2009, año en el que las tarifas sufrieron incrementos brutales.

Donaciano Dujo, presidente de Asaja de Castilla y León, subrayó que de 2008 a 2009 el gasto eléctrico ha subido unos 400 euros por hectárea de media en cultivos como la remolacha, la patata o el maíz, y aproximadamente 120 euros en el caso de los cereales.
“Esto significa que, en una explotación media de la región, en un solo año esta partida supuso 12.000 euros más por explotación. Si a este hecho sumamos el problema de los bajos precios que tienen productos como la remolacha, el maíz, el cereal o, sobre todo, la patata, el resultado está claro: cientos de explotaciones que trabajan a pérdidas”, indicó.

Donaciano Dujo apuntó claramente hacia el Gobierno a la hora de exigir responsabilidades en este problema, que también afecta a las explotaciones ganaderas, que precisan de un importante consumo energético, y reiteró a José Luis Rodríguez Zapatero –tal como lo hizo en la reciente reunión del pasado 29 de diciembre– que se recupere un sistema de tarifas especiales para el sector, “puesto que no se puede olvidar que los agricultores y ganaderos no podemos repercutir en el precio de nuestros productos estos incrementos en los costes”.

Además, el vicepresidente del sindicato agrario en Salamanca, Celestino Martín apuntó la necesidad de dar un toque a las eléctricas, “y seguir con la tradición de cada año para ofrecer nuestra protesta por una situación que nos parece abusiva dadas las tarifas existentes”.