Asaja lamenta la bajada de un 58% en las cosechas de trigo y de un 45% en cebadas

Cereal, Cultivo

Cabezas reconoce que Salamanca ha sido “una de las más perjudicadas” en Castilla y León

El presidente provincial de Asaja Salamanca, Luis Ángel Cabezas, ha lamentado la bajada de un 58 por ciento en las cosechas de trigo y de un 45 por ciento en cebadas respecto al año pasado.

 

Cabezas ha reconocido que hay otras provincias del levante español con unas pérdidas aún mayores pero que Salamanca ha sido “una de las más perjudicadas” dentro de Castilla y León por las condiciones climatológicas y por la presencia de un hongo que ha supuesto la pérdida en la producción del trigo de hasta el 70 por ciento en la comarca salmantina de Peñaranda de Bracamonte.

 

El vicepresidente primero de la organización profesional agraria, José Miguel Sánchez Carabias, ha recordado que ya el proceso de sementera comenzó de manera irregular, a lo que se sumaron las intensas lluvias durante el invierno que “encharcaron” cosechas.

 

Posteriormente, tal y como ha continuado Sánchez Carabias, las abundantes lluvias del invierno dieron paso a un abril con temperaturas “muy altas” y con escasez de agua, cuando sí que se necesitaba para una correcta producción.

 

Ante esta situación, Luis Ángel Cabezas ha mostrado su deseo de que haya una estabilidad en los precios para que la mala previsión de cosechas no se vea también sacudida por una bajada de precios, aunque dependerá principalmente del mercado internacional.

 

Para ello, el presidente de Asaja Salamanca ha hecho especial hincapié en la situación del sector en Ucrania, que es “uno de los grandes graneros”, y que puede verse afectado por la convulsión política que vive el país y su entorno.

 

Luis Ángel Cabezas ha dicho que los precios pueden tanto subir como bajar a nivel internacional según las decisiones que se tomen en Ucrania, ya que, ha continuado, sus autoridades pueden decantarse por cerrar fronteras e influir en un incremento de precios como por vender “de manera atropellada” y bajar sus precios.

 

LENTEJAS

 

Por su parte, el vicepresidente segundo de Asaja Salamanca, Juan Francisco Recio, ha destacado que la provincia cuenta con unas 3.000 hectáreas de cultivo de garbanzo, aún en proceso de crecimiento, y otras 1.200 para lentejas, que ya han comenzado a recogerse con unos 700 kilos por hectárea.

 

Recio ha destacado que los precios de estas cosechas de lenteja y garbanzo pueden “fluctuar bastante” y que las explotaciones de lenteja próximas a la ciudad de Salamanca se encuentran “destrozadas” por la superpoblación de palomas en la urbe, que acuden a los campos próximos a comer.