ASAJA consigue elevar hasta los 250.000 euros el tope de los módulos agrarios

Tras las reuniones mantenidas con los ministerios de Hacienda y Agricultura y las propuestas de enmiendas realizadas tanto en el Congreso como en el Senado, ASAJA ha logrado que el Gobierno incremente de 200.000 a 250.000 euros el tope establecido en el proyecto de Ley del IRPF de la Reforma Fiscal.

Esta reforma, que se encuentra en estos momentos en trámite parlamentario, entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2015.

 

Una de las principales reivindicaciones de ASAJA a lo largo de este año ha sido la permanencia y consolidación del Régimen de Estimación Objetiva de módulos de IRPF para el sector agrario. Conseguido este objetivo, la siguiente petición realizada por ASAJA al Gobierno era incrementar el umbral fijado en 200.000 euros, como tope máximo de ingresos que permitía el proyecto de ley para permanecer en este régimen. Se trata de un umbral que muchas explotaciones superan porque su nivel de ingresos teórico es elevado, pero eso no significa que los beneficios también lo sean, porque son explotaciones con unos gastos muy fuertes, como en el caso de las ganaderías de leche o intensivas, o agriculturas de regadío.

 

La pasada semana ASAJA mantuvo el último encuentro con los responsables del Partido Popular en el Senado para preparar una enmienda que incrementara ese umbral de 200.000 euros, para evitar así la salida del sistema del mayor número de agricultores posible. Ese mismo día, ASAJA mantuvo además un encuentro con el propio ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para solicitarle la aplicación de esta medida.

 

Aunque inicialmente ASAJA propuso mantener el tope en 300.000 euros, tal y como se contempla en la legislación actual, para evitar así que ningún agricultor o ganadero se viera obligado a salir de este régimen, finalmente el tope ha quedado fijado, en la enmienda presentada por el grupo parlamentario popular en 250.000 euros en el montante de ventas.  

 

Tenemos que recordar que el sistema de módulos en el sector agrario se implantó en 1995 y está ligado al régimen especial agrario del IVA en el que tributan un 90% de las explotaciones  y que cumple a la perfección con el objetivo de simplificar los trámites burocráticos y contables en nuestro sector.

 

ASAJA celebra la decisión del Gobierno de mantener este régimen de tributación y se congratula de que en el trámite parlamentario de la nueva reforma fiscal se haya mejorado la misma, incrementando el tope de permanencia hasta los 250.000 euros.