Asaja considera que el 2012 fue un año de cosechas razonables, precios alcistas y con un 25 por ciento menos de ayudas

Ha criticado que las peculiaridades del sector pasan por una alta dependencia de fincas arrendadas, una "excesiva "parcelación y un alto minifundismo.

LEÓN, 14 Ene. (EUROPA PRESS)

 

   El secretario general de la organización agraria Asaja, Antonio Turrado, ha considerado el 2012 como un año con cosechas "razonables", con precios "alcistas" en la mayoría de las producciones agrícolas y en el sector ganadero pero en el que se ha reducido un 25 por ciento las ayudas públicas mientras se han incrementado los costes de producción.

 

   Así, ha especificado que el 70 por ciento de los agricultores ha obtenido unos ingresos mejores que el año 2011, mientras el 30 por ciento restante pertenece al sector ganadero, donde la situación ha sido "muy mala" y el "gran éxito" de los ganaderos es que la explotación "no caíga y pueda sobrevivir un año más".

 

   Con carácter general, Turrado ha criticado que las peculiaridades del sector pasan por una alta dependencia de fincas arrendadas, una "excesiva "parcelación y un alto minifundismo.

 

   Así, el secretario de Asaja ha dado un repaso a los principales subsectores entre los que destaca la cosecha de cereal con la siembra de 100.500 hectáreas en la provincia leonesa. La producción ascendió a 337.151 toneladas, una cifra "muy similar" a la de los dos años anteriores. Por cultivos, 212.400 fueron de trigo, 62.200 de cebada, 40.000 de avena y 16.000 de centeno.

 

   En cuanto al maíz, la superficie de siembra en León se situó en 60.400 hectáreas con destino a grano y otras 2.500 con destino a forraje. El total, 62.900 hectáreas, representa un incremento del 7,5 por ciento respecto a las del año 2011.

 

   La provincia leonesa es la principal productora de maíz de España (seguida por Huesca) y representa un 52,7 por ciento de la superficie de Castilla y León. Su valor asciende a 145,7 millones de euros y se consolida como el cultivo "más importante" y que más aporta a la producción final agraria de León.

 

   Las cifras de siembra de la remolacha en la campaña 2012/13 son de 6.491 hectáreas, es decir, "inferiores" a la del año anterior. Un hecho que se debe, según ha indicado Turrado, a la competencia de otros cultivos y a las dificultades de riego en algunas zonas productoras.

 

   Desde Asaja han recordado que el pasado año la Junta anunció la retirada de la ayuda a la remolacha de tres euros por tonelada, mientras la industria azucarera anunció un sobreprecio de dos euros. "Hay que tener en cuenta el aspecto social de este cultivo del que dependen muchas empresas y autónomos en la provincia de León", ha defendido Turrado.

 

   A 31 de diciembre de 2012, se había percibido 468.395 toneladas de remolacha líquida en la fábrica de La Bañeza, con una riqueza en sacarosa del 17,77 por ciento. En León hay unos 1.400 cultivadores, lo que representa el 24 por ciento del total de la región.

 

GANADERÍA

 

   El subsector ganadero es el que "peor lo está pasando" con un aumento de los costes de producción debido a un incremento en la alimentación de los animales, ha puesto de manifiesto este lunes el secretario general de Asaja, Antonio Turrado.

 

   En concreto, el sector lácteo tiene "una situación dramática" por los precios de la leche que está suponiendo el abandono de muchas explotaciones ganaderas en León. En la actualidad hay 958 explotaciones lecheras para el conjunto de las tres especies que se ordeñan: vaca, oveja y cabra.

 

   "Una situación que no se arregla con subvenciones públicas, sino con la subida del precio de la leche al ganadero y dejando margen en la cadena de producción al resto de intermediarios y sin que repercuta en el consumidor", ha apostado Turrado.

 

   Por último, Asaja ha confirmado que a fecha de 30 de noviembre el número de autónomos dedicados a la agricultura y a la ganadería en la provincia de León (dados de alta en la Seguridad Social) ascendía a 7.791, lo que supone una caída del 2,8 por ciento respecto a doce meses antes.