Asaja cifra en 3.300 kilos por hectárea el rendimiento medio de cereal en Salamanca

Según las estimaciones de Asaja Castilla y León, en el ecuador de la campaña de recolección del cereal de invierno, este año se prevé una producción global de 7.245.178 millones de toneladas en el ámbito regional.

 

Los responsables de Asaja en Castilla y León han cifrado este viernes en un 34 por ciento el aumento de la producción de cereal en la campaña de 2016 frente a una rentabilidad que sólo aumentará un 4,3 por ciento por unos precios "totalmente irracionales" ya que las cotizaciones del cereal están "en niveles vergonzosos".

 

Según las estimaciones de Asaja en el ecuador de la campaña de recolección del cereal de invierno, este año se prevé una producción global de 7.245.178 millones de toneladas de cereal de las que 3.638.433 corresponden a trigo; 2.988.791 a cebada; 259.226 a centeno; 274.163 a avena, y 84.522 a triticale.

 

Asaja sitúa la producción media de Castilla y León en los 3.800 kilos por hectárea con Burgos y Palencia por encima de los 4.000 y Valladolid, Zamora y León por encima de los 3.600 (en la provincia leonesa debido principalmente a la superficie de cereal cultivada en regadío) con Salamanca, Soria y Segovia sobre los 3.300 y Ávila con cerca de 2.800.

 

"En términos generales, se observa una mayor subida de rendimientos en las zonas tradicionalmente menos productivas, las del sur de la Comunidad", han destacado desde Asaja, que observa tanto en 2015 como en 2016 una "ligera bajada" de los cereales de invierno y una mayor apuesta por las leguminosas grano, oleaginosas y forrajes.

 

A fecha 15 de julio, la recolección avanza de sur a norte de Castilla y León de modo que en Ávila, Segovia, Zamora y Valladolid el porcentaje de cebada cosechada superaría el 80 por ciento, en Salamanca y Palencia alrededor del 50 por ciento de la cebada, en Burgos y León sobre un 30 por ciento, y en Soria apenas se ha iniciado.

 

También ha comenzado estos días de julio la recogida de trigo, que es más tardía.

 

Asaja ha constatado también que se refuerza el nivel de aseguramiento en herbáceos, "algo doblemente positivo si tenemos en cuenta que el 70 por ciento de la superficie siniestrada por pedrisco hasta el momento corresponde a Castilla y León".

 

La media de superficie asegurada en la Comunidad Autónoma está en un 77,17 por ciento con desigualdades por provincias: por encima de la media de aseguramiento estarían Soria, León, Burgos, Valladolid y Palencia; por debajo Ávila, Segovia, Salamanca y Zamora.