Asaja cifra el descenso de la cosecha en un 30% y anuncia que están valorando "manifestarse"

El sindicato agrario también demanda que la Junta permita la quema controlada de rastrojos para evitar la maleza en el campo

La cosecha de cereales de invierno disminuirá en torno a un 30% en la provincia de Salamanca en relación al año anterior. Al menos eso es lo que ha señalado el presidente provincial de Asaja, Luis Ángel Cabezas, quien ha destacado que las inclemencias meteorológicas "han dado al tarste con una cosecha muy buena debido a la sequía que ha sufrido la provincia".

Así las cosas, las previsiones que maneja Asaja se refieren a una producción total en Salamanca de 305.975 procedentes de las 146.830 hectáreas sembradas de cereal, por lo que el rendimiento medio ascendería en caso de cumplir se estas previsiones hasta los 2.085 kilogramos por hectárea.

Por cultivos, y según las estimaciones realizadas por el sindicato agrario, para el trigo, el rendimiento alcanzaría los 2.520 kilogramos por hectárea; para la cebada 2.100 kilos; para la avena 1.000 kilos y el centeno, 1.500 kilos por hectárea.

"La meteorología ha sido muy negativa en el otoño y el invierno aunque las lluvias del mes de abril favorecieron mucho al campo y algunos agricultores hablaban ya de 'cosechón'. Pero el mes de mayo devolvió la realidad y en algunas parcelas la producción va a ser muy escasa", destaca Cabezas.

De hecho, el presidnete provincial de Asaja también destacó que en España la cosecha descenderá en un 30% "hasta los 11 millones de toneladas cuando nuestro país consume un total de 28, por lo que somos claramente deficitarios. En Castilla y León también se prevé una gran bajada y podemos pasar de los seis millones de toneladas de 2011 a los 4,5 o 5 millones, siendo las zonas del sur (Zamiora, salamanca) las peores en producción y Burgos, como siempre, la mejor", señaló Cabezas.

Además, provincias como Soria sufrirá un fuerte varapalo "porque hay tierras en las que ni siquiera se van a meter las máquinas porque no hay nada", dijio.

"Queremos la quema de rastrojos"
Por otro lado, cabezas leyó un escrito para solicitar a la Junta una vieja reivindicación de asaja como es la quema de rastrojos. "La proliferación de malas hierbas hace que se pierda producción y los fertilizantes valen mucho dinero y cada vez tienen menos efecto por este hecho. Por eso, una quema controlada de rastrojos sería la solución para la limpieza total del campo", destacó.

Por último, el presidente provincial de Asaja no descartó próximas movilizaciones y señaló que es un asunto que se "están planteando".