Arte, patrimonio y paisaje, en los planes del Centro Luso Español

Inquietud. No existe la seguridad de una consignación plurianual ni la de la renovación de la confianza por parte del Ministerio a la Fundación Duques de Soria. Reto. Sello de calidad para el olivo fronterizo
Ángel S. Peinado

El secretario general de la Fundación Duques de Soria, José María Rodríguez-Ponga, presentó ayer en el palacio de Los Águila las actividades que se desarrollarán en los próximos meses en el Centro Luso Español de Patrimonio, para el que el Ministerio de Cultura fijó una dotación presupuestaria de 200.000 euros.

Esta iniciativa del Ministerio de Cultura, que gestiona la Fundación Duques de Soria, tiene como objetivo crear un espacio de referencia para el diseño y la realización de proyectos luso-españoles en materias de patrimonio cultural, tanto de naturaleza histórico-artística como paisajística y de desarrollo local. Rodríguez-Ponga destacó que el centro tiene la vocación de sobrepasar el ámbito estrictamente Ibérico y abrirse a los países vinculados con España y Portugal, por lo que se orienta a fomentar la cooperación con terceros.

Recientemente la Fundación Duques de Soria ha firmado un convenio estable con el Centro de Estudios Ibéricos de Guarda con el que se consolidan las estrechas relaciones que vienen manteniendo desde hace años, así que éste será el otro punto de la balanza de las actividades programadas que giran en torno al Centro Luso Español de Patrimonio.

Asignación presupuestaria
El secretario de la Fundación quiso dejar claro que aunque existe una asignación presupuestaria para el año 2010, no existe la seguridad de una consignación plurianual ya que no existe un compromiso formal por parte del Ministerio de Cultura. Tampoco existe la seguridad de que renueven la confianza a la Fundación Duques de Soria para que siga siendo la gestora del Centro, ya que solamente la tienen depositada para el año 2010. Ponga añadió que este año no se contará con la aportación portuguesa y añadió que la Fundación Duques de Soria se ha marcado el reto de desarrollar un programa con los mejores resultados posibles para lograr que el próximo año las administraciones públicas de España y Portugal le renueven su confianza.

En las actividades que se desarrollen en el Centro Luso Español de Patrimonio el reto es dejar ver muy claramente la implicación en la promoción de iniciativas productivas que a medio plazo puedan ser generadoras de empleo y desarrollo económico como la base de continuidad de este proyecto.

Las actividades programadas para los que queda de 2010 incluyen varios encuentros luso-españoles de conservación para poner de manifiesto los muchos aspectos referidos a la conservación-restauración de patrimonio cultural que difiere en orientaciones y materiales a uno y otro lado de la frontera hispano- lusa. Con uno de ellos se pretenden conocer las características y especialidades así como los estudios técnicos que se hayan realizado sobre este arte transfronterizo. Otro será sobre sistematización de procedimientos en exposiciones temporales de bienes culturales, pero éste encuentro se celebrará en el Centro de Estudios Ibéricos de Guarda.

Además se editará una revista digital hispano-lusa de conservación que será anual y cuyo objetivo es contribuir de manera activa al desarrollo científico y a la difusión e intercambio de conocimientos en materia de conservación y restauración.

Patrimonio natural, el olivo
En el área de patrimonio natural y paisaje habrá un encuentro en torno al patrimonio paisajístico que reunirá a expertos e investigadores de ambos países para analizar y poner en común las experiencias. En este ámbito, el Centro Luso Español de Patrimonio buscará conseguir un sello de calidad para el olivo hispano portugués, informó Rodríguez Ponga. En torno al patrimonio se celebrarán durante el verano en Ciudad Rodrigo y en octubre, en Guarda (Portugal).