Arribes corta el trĂĄfico para hacerse oĂ­r

Muestran pancartas con lemas como ‘No a la muerte de las Arribes’, ‘No os pongáis enfermos, estamos en crisis’ y han portado restos de animales muertos bajo la pancarta de ‘Esto es lo que nos espera’

Vecinos de la zona de Arribes en Salamanca han cortado el trĂĄfico en la Gran VĂ­a, frente a la DelegaciĂłn de la Junta, para pedir que la Junta dĂŠ marcha atrĂĄs en su decisiĂłn de cerrar las urgencias nocturnas de los centros de Villarino y Barruecopardo.

Pasadas las 12.00 horas han mostrado pancartas con lemas como ‘No a la muerte de las Arribes’, ‘Villavieja por la Salud’, ‘No os pongáis enfermos, estamos en crisis’ y han portado restos de animales muertos bajo la pancarta de ‘Esto es lo que nos espera’.

Allí, tras la entrega de las firmas en el registro de la Delegación de la Junta, han leído un manifiesto para mostrar su oposición “rotunda” a la decisión de eliminar este servicio de salud de 22.00 a 8.00 horas.

Según el manifiesto, repartido entre los asistentes por miembros de la plataforma contra el cierre, esta medida de reducción de gastos “deja abandonada a su suerte” a 4.000 personas “en su mayoría jubilados y pensionistas”.

Durante el acto se han podido oír cánticos contra el consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, pidiendo su dimisión. Incluso, cuando han tomado la palabra algunos de los representantes de los ayuntamientos afectados, algunos vecinos les han criticado porque “lo sabían y no han dicho nada hasta ahora”.

Los asistentes han insistido en que “o se soluciona y la Junta revoca la decisión o habrá más actuaciones” porque “los vecinos de las Arribes también tienen derecho a vivir, por mucha crisis que haya”.