Arrestan a tres jóvenes por suministrar droga a un bar

Calle Alarcón. Uno de los detenidos huyó saltando al balcón de otra vivienda que estaba cerrada, por lo que le tuvieron que rescatar los Bomberos
e. g.

La Policía Nacional detuvo el pasado jueves a tres jóvenes acusados de suministrar sustancias estupefacientes a un bar ubicado debajo de su domicilio.

Con el arresto de los tres jóvenes –M. F. F., salmantino de 20 años, con 6 antecedentes; J. B. P., zamorano de 28 años y A. A., súbdito marroquí de 23 años y con cuatro detenciones– los agentes dan por concluida una investigación para tratar de erradicar el consumo de droga en bares, que sirven como “tapadera” para facilitar que los clientes acudan a proveerse de la misma. En el transcurso de la investigación, los efectivos realizaron inspecciones en un establecimiento hostelero de la calle Alarcón, número 22, donde se han intervenido hachís y se han producido algunas detenciones. Además de la incautación de pequeñas sustancias a jóvenes que salían del local. A través de la investigación comprobaron que las sustancias que se vendían eran suministradas por dos españoles que vivían en un piso del mismo número. El pasado jueves, a las 12.30 horas, los agentes efectuaron un registro domiciliario. M. F. F., trató de huir saltando al balcón de una vivienda que estaba cerrada. Para su arresto fue necesaria la intervención de los Bomberos, que emplearon un vehículo de altura para detenerlo. En el registro se intervinieron 1.291,9 gramos de hachís repartidos en sesenta bellotas y media; en cuatro trozos y en tres placas y media; 2,3 gramos de marihuana; un paquete de bolsitas autocierre, entre otros efectos. Así como tres móviles, un televisor 42 pulgadas, dos videoconsolas y dos portátiles. Se da la circunstancia que M. F. F. estaba reclamado por el Juzgado por el robo en el interior de un coche, el 7 de agosto. Y, en unión con J. B. P. , se apoderaron de un bolso, a través de una ventana de una vivienda, denunciado el 16 de octubre, al hallar en el domicilio una cartilla de ahorros de la víctima.