Arrestados dos conductores tras dar positivo por alcoholemia

Ciudad Rodrigo. El detenido, de 55 años de edad, arrojó una tasa cuatro veces superior a la permitida, además de circular con el permiso retirado. Villoria. Un hombre ebrio sufre un accidente de tráfico
E.G.

Agentes de la Guardia Civil de tráfico detuvieron la madrugada del sábado al domingo a dos conductores. Ambos arrojaron un resultado positivo en las pruebas de alcoholemia y además, uno de ellos circulaba pese a tener el permiso de conducir suspendido cautelarmente, según informaron desde la Jefatura de Tráfico.

El primero de los arrestos se produjo en torno a las 00.15 horas, a la altura del punto kilométrico 322 de la carretera N-620, en el término municipal de Ciudad Rodrigo. En el lugar agentes de la Guardia Civil de Tráfico se encontraban efectuando un control de alcoholemia.

Durante el control los efectivos dieron el alto a un vehículo, marca Renault Express, de color blanco, para someter a su conductor a las pruebas de alcoholemia. En la primera prueba arrojó un resultado de 1,23 miligramos por litro de aire espirado (la tasa máxima permitida es de 0,25) y en la segunda, la tasa bajó a 1,16 mg/l. Además, los agentes comprobaron que el conductor, un hombre de 55 años y cuya identidad responde a las iniciales J. A. N., no disponía del permiso de conducir ya que se le había retirado temporalmente por la autoridad judicial.

Por estos hechos, los efectivos detuvieron a J. A. N. acusado de dos supuestos delitos contra la seguridad vial, por conducir un vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60mg/l y por conducir un vehículo a motor cuando le habían retirado temporalmente el permiso de circulación por otra infracción anterior.

Para que la conducción bajo los efectos del alcohol sea castigada por el Código Penal, como ocurrió en este caso, la tasa de alcohol en aire espirado tiene que superar los 0,60 miligramos por litro de aire espirado.

También durante la madrugada, en torno a las 05.10 horas, la Guardia Civil de Tráfico arrestó a otro hombre que tuvo un accidente de circulación y dio positivo en las pruebas de alcoholemia.

Los hechos se produjeron en la calle Larga del municipio de Villoria, partido judicial de Peñaranda de Bracamonte. Hasta el lugar se trasladaron efectivos de la Guardia Civil de Tráfico tras recibir el aviso de que un turismo, marca Citroën C-4, se salió de la vía y volcó posteriormente. Los efectivos comprobaron que el conductor salió ileso del accidente. Al realizarle las pruebas de etilometría, arrojó un resultado positivo con tasas de 0,68 y 0,67 mg/l. Por ello, los agentes procedieron al arresto del conductor, un hombre de iniciales A. Á. G., acusado de un delito contra la seguridad vial.

Con la reforma del CódigoPenal, que entró en vigor el pasado día 23 de diciembre, se contemplan cambios respecto a los delitos relacionados con la seguridad vial. La Ley establece que los tres tipos de penas que se imponían –de tres a seis meses de cárcel; multas de seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad– sean alternativas, de modo que el magistrado sólo deberá imponer junto a la retirada del carné, una única condena: la de prisión, multa o trabajos en beneficio de la comunidad. Además, la cárcel quedará para los casos más graves.

Lo que sí se contempla es la posibilidad de que el juez ordene el decomiso del vehículo.