Arranca con un lavado de cara el nuevo División de Honor

FERREIRO A LA CABEZA. La renovación ha comenzado por el banquillo con la contratación del antiguo técnico del Santa Marta de Liga Nacional
A. A. G.

E n la tarde de ayer se puso en marcha el renovado Salamanca de División de Honor. Tan sólo ocho jugadores continúan de la plantilla de la pasada temporada. A saber: Guti, Darío, Chow, Carpi, Darío, Varo, Jose Antonio y Javi, que entrenarán con el primer equipo.

Las caras nuevas comienzan en el banquillo. Fernando Ferreiro será el encargado de dirigir a este grupo de jóvenes promesas del club. Fermín, que ya estaba la temporada pasada, y Jesús serán sus ayudantes, mientras que Rafa se encargará de la preparación física.

A pesar de ser un equipo renovado casi al completo, muchas de las novedades ya conocen el club, ya que proceden de las categorías inferiores. Jesús, Fernando, Víctor y Carlos de la Nava suben del Salamanca de Liga Nacional, mientras que Ángel, Molina, Cristeto y Álex hacen lo propio desde el Cadete Territorial.

A esas ocho caras nuevas se suma la de Rubén, portero del Guijuelo, único fichaje realizado hasta la fecha. Por el contrario, Pablo es la única baja confirmada y se presume que puede recalar en el Carbajosa.

Para completar el equipo, Ferreiro tendrá a prueba a cinco jugadores. Míquel Pérez, portero; José María Grajera, central; Carlos Rubio, lateral izquierdo; Darío Fidalgo y Rubén Romo, bandas.