Arqueólogos encuentran el hacha más antigua del mundo en Australia

Arqueólogos de la Universidad Nacional de Australia (ANU, por sus siglas en inglés) han descubierto fragmentos del canto del hacha más antiguo conocido del mundo, localizados en la región de Kimberley de Australia Occidental. La arqueóloga Sue O'Connor explica que el hacha data de entre hace 46.000 y 49.000 años, alrededor del momento en el que las personas llegaron por primera vez al continente.

"Ésta es la evidencia más temprana de hachas con mango en el mundo. En ninguna otra parte del mundo se han conseguido hachas de esa fecha", apunta la profesora O'Connor, de la Escuela de Cultura, Historia y Lenguaje de la ANU. "En Japón, dichas hachas parecían de hace unos 35.000 años. Sin embargo, en la mayoría de países en el mundo llegaron con la agricultura, después de hace 10.000 años", añade.

O'Connor subraya que este descubrimiento demuestra que la tecnología aborigen temprana no era tan simple como se ha sugerido anteriormente.
"Los artefactos de piedra australianos a menudo se han caracterizado por ser simples. Pero está claro que eso no es así cuando hay estas hachas con mango anteriormente en Australia que en cualquier otra parte del mundo", destaca.

A su juicio, la evidencia sugiere que la tecnología fue desarrollada en Australia después de que lllegaran las personas hace unos 50.000 años. "Sabemos que no tenían hachas de dónde venían. No hay hachas en las islas a nuestro norte. Llegaron a Australia e inventaron las hachas", apunta.

Una vez descubierta, el profesor Peter Hiscock, de la Universidad de Sydney, analizó las láminas. "Como no existen hachas conocidas en el sudeste de Asia durante la Edad de Hielo, este descubrimiento nos muestra que cuando los humanos llegaron a Australia comenzaron a experimentar con las nuevas tecnologías, inventando formas de explotar los recursos que se encontraron", plantea el profesor Hiscock.

"La cuestión de cuándo se inventaron las hachas se ha estudiado durante décadas, ya que los arqueólogos descubrieron que en Australia las hachas eran mayores que en muchos otros lugares. Ahora, tenemos un descubrimiento que parece responder a la pregunta", afirma Hiscock, quien añade que aunque los seres humanos se expandieron a través de Australia, la tecnología del hacha no se extendió con ellos.

"Las hachas se hicieron sólo en el norte tropical. Estas diferencias entre el norte de Australia, donde siempre se utilizaron hachas, y el sur de Australia, donde no se empleaban, se originó en la época de la colonización y se mantuvo hasta los últimos miles de años, cuando las hachas comenzaron a fabricarse en la mayoría de regiones del sur de Australia continental", dice el profesor Hiscock

El fragmento de hacha fue excavado inicialmente a principios de 1990 por el Profesor O'Connor en en 'Carpenter's Gap 1', un gran abrigo rocoso en el Parque Nacional de Windjana Gorge, en la región de Kimberley de Australia Occidental. Nuevos estudios del fragmento han revelado que se trata de un hacha de basalto que había sido formada y pulida contra una roca más blanda como piedra arenisca.

Este tipo de hacha habría sido muy útil para una variedad de tareas, como hacer lanzas y talar o cortar la corteza de los árboles, según revela este trabajo, que se detalla en un artículo publicado en la revista 'Australian Archaeology'.