Arias Cañete negociará con Bruselas la reducción de cotas de captura de especies marinas

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha afirmado este lunes que negociará con Bruselas la reducción que propone de cotas de captura de especies marinas, pues se lo han pedido todas las comunidades autónomas afectadas.
MADRID, 10 (EUROPA PRESS)



"La Comisión ha presentado unas propuestas de reducción que afectan a todos los stocks que interesan a España. La posición del Gobierno español es que no pueden plantearse reducciones simplemente porque no existen unos datos científicos que se consideren extremadamente fiables y porque hay que tener en cuenta también los intereses socio-económicos de las comunidades costeras afectadas", ha explicado Arias Cañete.

En una rueda de prensa ofrecida tras la celebración de la Conferencia Sectorial de Agricultura y los Consejos Consultivos de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, el ministro ha dicho que el Gobierno considera que "hay que mantener los tacs y cuotas actuales y que no hay que querer conseguir los rendimientos máximos sostenibles en el año 2013".

Por otra parte, en el Consejo Consultivo de Medio Ambiente Arias Cañete ha trasladado a los consejeros autonómicos la valoración del Gobierno sobre la Cumbre de Cambio Climático, organizada por Naciones Unidas. "Ha sido positiva, en primer lugar porque se ha llegado a un acuerdo y porque en el caso del Protocolo de Kioto se prorroga hasta 2020. Estamos satisfechos porque la Unión Europea siga liderando y se haya alcanzado una posición común", ha enfatizado.

Según ha aclarado el ministro, en el Consejo de Agricultura se han repartido derechos de plantación de la Reserva Nacional para varias comunidades autónomas y en el Consejo Consultivo se ha examinado el orden del día del próximo Consejo de Ministros en el que se va a analizar el estado de progreso de la reforma de la Política Agraria Común (PAC).

En relación con la situación de crisis del sector lácteo, ha indicado que "el Gobierno sigue dialogando, buscando el máximo nivel de consenso y de protagonistas". "Queremos que sea un sistema que tenga un gran soporte en la industria y en la distribución que asuman ese compromiso. Los trabajos siguen. No son cosas fáciles de hacer", ha remachado.

Finalmente, sobre la regulación del sector del Ibérico en España, ha indicado que el Gobierno quiere una norma que sea "fácil de controlar, que dé transparencia al mercado, con la que los consumidores sepan exactamente lo que adquieren, y que permita a todos los segmentos de la producción seguir desarrollado su actividad con normalidad".