Arias Cañete insiste en Bruselas en una nueva PAC "bien dotada" y "fácil de aplicar" para los agricultores

Confía en que las negociaciones de los presupuestos de la UE no retrasen la reforma y se pueda cerrar en el primer semestre de 2013
El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha insistido este martes en Bruselas en la necesidad de que la nueva Política Agrícola Común (PAC) esté "bien dotada" económicamente y que sea "fácil de aplicar" para los agricultores españoles, con flexibilización en modificaciones clave como, por ejemplo, el reverdecimiento de las ayudas.

Arias Cañete ha viajado a la capital europea acompañado por los 17 consejeros autonómicos de Agricultura con el objetivo de intensificar los contactos con los servicios del comisario del ramo, Dacian Ciolos, y con eurodiputados, y de subrayar las prioridades y preocupaciones del sector y las regiones.

Entre las claves para los intereses españoles está que la nueva PAC esté "bien dotada" y que su aplicación permita "mantener el potencial productivo" de todas las Comunidades Autónomas, según el ministro, quien ha destacado que en el equipo de Ciolos son "perfectamente conocedores de los problemas de España" y las reivindicaciones de sector.

El ministro ha augurado unas negociaciones "complejas" y marcadas por los presupuestos generales de la Unión Europea para el periodo 2014-2020, un gasto que aún debe ser pactado por los Veintisiete, previsiblemente en una reunión de jefes de Estado y de Gobierno de la UE en noviembre.

En este sentido, ha explicado que durante el mes de octubre y de noviembre el Gobierno y las comunidades autónomas "intensificarán los contactos" con eurodiputados de cara a conseguir que la posición de la Eurocámara en las negociaciones de la reforma contemplen las principales enmiendas promovidas por España.

Así, el ministro ha considerado "verosímil" que "en el primer semestre de 2013 se pueda cerrar la reforma, siempre que el marco presupuestario esté aprobado", lo que permitiría cumplir con el calendario inicialmente previsto para la entrada en vigor de la nueva PAC en 2014.

Tras insistir en que el debate sobre la PAC está "muy condicionado" por el resultado de las negociaciones del marco financiero de la UE para el próximo periodo, Arias Cañete ha celebrado la flexibilización de algunas de las propuestas de cambio en la política agraria impulsados por Bruselas.

Sobre el llamado 'reverdecimiento'(o greening) de la PAC, que supondría según la propuesta inicial condicionar hasta un 30 por ciento de las ayudas directas al cumplimiento de determinados requisitos medioambientales, el titular español de Agricultura ha reivindicado que "se incluyan muchas superficies a priori que no tengan que hacer esfuerzos adicionales".

También ha apostado por un 'reverdecimiento' que "sea fácil de cumplir" y ha celebrado la flexibilización en la lista de buenas prácticas que serían primadas con este pago. "Hay muchas divergencias entre los Estados miembros, pero ya hemos avanzado mucho porque hemos conseguido que se reconozca que todos los cultivos leñosos, las medidas agroambientales y los pastos permanentes sean reconocidos como 'greening'", ha afirmado el ministro.

Con todo, Arias Cañete ha admitido que sigue habiendo "muchos problemas" en las negociaciones en lo que se refiere al 'reverdecimiento', pero ha dejado claro que los países que quisieran eliminar esta idea son minoría.