Arethé, la potencia del rock salmantino: “Somos jóvenes y todavía queremos hacer algo importante”

(Foto: Facebook Arethé)

El grupo relata los obstáculos de los complicados comienzos en el mundo de la música, develan los entresijos de sus elaborados temas y presentan a esas cuatro personas que se esconden detrás de los instrumentos.

 

UNA ANÉCDOTA CURIOSA...

 

Víctor: El otro día con Rulo, en mitad de nuestro concierto se sobrecalentó el generador y nos quedamos en silencio y a oscuras... entonces comenzamos con el “loo lo lo lo lo lo” y yo empecé a tocar la batería que era lo único que se podía escuchar. Improvisó un solo de batería y todo el mundo aplaudió. Fue una presión enorme, encima delante de tanta gente pero creo que salimos muy bien del paso, la gente se animó y colaboró también.

 

Javi: Es que lo dimos todo sobre el escenario y el generador no lo aguantó.

 

Fer: Al final se convirtió en una anécdota graciosa aunque al principio nos acojonamos un poco.

Buen rock, letras cuidadas y trasfondo social en cada nota. Las líneas de trabajo del grupo salmantino tienen una definición perfecta. Con una amplia preparación musical a sus espaldas y una carrera universitaria en paralelo, estos cuatro jóvenes hacen frente a la difícil situación del panorama musical con coraje y sin un ápice de amilanamiento. Su proyecto común parte de la ilusión compartida y su mejor aval es el talento. Así se presentan ante su público Víctor, Fer, Javi y Rubén.

 

¿Cuándo tuvisteis vuestro primer contacto con la música?

 

Fer: Muy joven con la guitarra, cuado tenía 7 años empecé en una academia, luego fui al conservatorio he hecho hasta noveno de conservatorio.

Javi: Yo empecé un poco por aburrimiento a los 14 años, me enseñó una chica que tiene cuatro años menos que yo así que imagínate.

Víctor: Lo mío viene de mi padre, porque él toca la batería y yo le veía actuar, a los 14 años me obcequé  y me regalaron una batería por navidad y desde entonces.

 

Dos de vosotros salís de un proyecto anterior...

 

Víctor: Sí, Fer y yo. En el otro grupo éramos tres chicos y dos chicas e intentábamos hacer lo  mismo que ahora pero con voces de chicas. Al  final llegó un punto no avanzábamos nada, no componíamos, no tocábamos y llegó un momento que necesitábamos avanzar. Queríamos seguir adelante, grabar un disco, llegar a algo más...

Ahí fue cuando Fer y yo decidimos cortar la relación con el otro grupo.

Fer: Encontramos un día a Javi y a Rubén a la guitarra y el bajo. A Javi le conocí en la universidad a través de mi hermano, lo citamos y nos dejó flipando con un punteo.

Víctor: Luego al hippie, a Rubén, le encontramos a través del típico anuncio por redes sociales, estaba empezando con el bajo todavía y nos gustó.

 

A parte de intentar haceros un hueco en el mundo de la música estáis estudiando ¿Qué estudiais?

 

Javi: Fer y yo Farmacia, Víctor magisterio y a Rubén le apasiona la magia, el año que viene va a empezar a estudiar de forma profesional en Madrid.

 

"Decidimos que lo que debía diferenciarnos eran las letras, consideramos que deberían hacer un poco de crítica social"

¿Quién compone? Hacéis primero la letra o la música?

 

Javi: La Letra, aunque ahora estamos intentando cambiar un poco esa manera de hacer las cosas.

Fer:  Generalmente Víctor compone las letras primero y luego yo compongo una melodía aunque desde hace una temporada intentamos que todo vaya un poco más a la vez y compongo primero la melodía, ahora estamos preparando un tema, se llama ‘sin nombre’ y rompe un poco con esa constante de letras potentes.

Víctor: A mí siempre me ha gustado escribir, de hecho tengo un blog. Cuando empezamos con el grupo una de las cosas que decidimos que debía diferenciarnos eran las letras, consideramos que deberían hacer un poco de crítica social, estábamos hartos de escuchar a todos los grupos de rock ñoño, sobre todo los de nuestro estilo, queríamos dejar un poco atrás el tópico del “me ha dejado y me apoyo en la barra del bar”. Todas las letras que hago son primero un poema, hago una estructura, se la presento a Fer,  vamos modificando cosas, luego nos presenta él la música, Javi crea una base de guitarras y luego ya Rubén y yo por último adaptamos nuestra parte.

 

¿Creeis que la música tiene que ir más allá de la búsqueda de la estética? ¿Es necesario un trasfondo un mensaje con contenido social?

 

Víctor: Tiene que llevar un poco de carga social.

Fer: Queremos ambas cosas, un poco de carga social, cantar a algo más que al amor y al desamor. El tema que da nombre al disco, “hombre sin alma”, es una crítica al maltrato. Otro de nuestros temas denuncia la cuestión de los niños soldado. Queremos contar a la gente lo que pasa en el mundo.

 

¿Me contaríais la historia que hay detrás de alguna canción? La que más os llene a cada uno.

 

Fer: Yo voy a hablar  de una que estoy componiendo ahora que es algo que siempre quise hacer, se llama ‘sin letra’. Quería una canción que no hablase de nada y que precisamente ése fuese su mensaje, la evasión que provoca la música, que te desconecta de tus problemas. Así como puede trasladar un montón de cuestiones también te puede ayudar a no pensar en nada cuando lo que necesitas es eso. Tiene muy poquita letra pero contundente y muchísima base musical con muchos solos.

Javi: ‘Miradas Perdidas’ me llena muchísimo. La letra es muy bonita, habla de los niños soldado.

Victor: ‘Hombre sin alma’ fue el segundo tema que compusimos. La influencia es muy fuerte porque la recibí de mi padre, que trabaja contra la violencia de género y en estos casos al final siempre te empapas. Con este tema queremos dar una solución, una herramienta para salir del bache. Me gusta mucho por la carga social y además me gusta tocarla porque la gente la conoce y es la que más se canta. Al final de la letra he intentado plasmar que la historia acaba bien, al decir ‘cuento’ quiero decir que la chica se marcha y consigue librarse de la dependencia que tiene para con el maltratador.

 

(Foto: Facebook Arethé)

 

El videoclip tiene además en torno a mil visitas en un mes:

 

Fer: Queríamos grabar un videoclip pero no sabíamos cómo hacerlo, unos amigos que estudian comunicación audiovisual se prestaron a ayudarnos. Para ser el primer videoclip el resultado me sorprendió un montón, me gusta mucho, no pensé que fuera a quedar tan bien.

 

La canción que la gente más canta en los conciertos.

 

Todos: Hombre sin alma.

Víctor: Ahora está cogiendo fuerza también ‘Sin musa’ pero ‘Hombre sin alma’ la gente se la sabe, es el single y la primera que sale cuando entras en el perfil.

 

Habladnos del disco...

 

Víctor: Va muy bien, tenía que haber salido ya hace un año y pico pero tuvimos una serie de problemas y al final, pasamos el bache y al final nos llegó en abril. Lo presentamos en mayo. Al ser el primero la gente lo escucha con unas expectativas un poco bajas, se espera una ‘maquetilla’ y luego se sorprenden de lo bien que ha quedado. El otro día cuando tocamos con Rulo y la Contrabanda nos dijo que sonaba muy bien y la verdad es que eso nos ha motivado mucho.

 

‘Hombre sin alma’ fue el segundo tema que compusimos. La influencia es muy fuerte porque la recibí de mi padre, que trabaja contra la violencia de género y en estos casos al final siempre te empapas.

 

¿Cómo ha sido la experiencia de grabar vuestro primer disco?


Víctor: Muy dura, hemos tenido que trabajar muchísimo. Ha habido días que hemos salido a las entrado a las 8 de la mañana al estudio y hemos salido de madrugada.

 

¿Cómo son los comienzos en el mundo de la música?

 

Javi: Duros

Fer: Yo creo que son muy difíciles porque la gente no pone de su parte, les cuesta pagar por ver algo que no conocen. Falta la iniciativa de probar cosas nuevas, escuchar música  que todavía no conoces. Desde que tenemos el disco notamos la diferencia.

 

"Salamanca es una ciudad que musicalmente está muy viva"

¿Os movéis mucho por redes sociales e internet?

Víctor: Todo lo que podemos, al principio es más complicado porque sin tener el disco tampoco teníamos nada que enseñar, hay un antes y un después del disco.

 

 

¿Cómo ha sido vuestra evolución en dos años?

 

Víctor: Al principio era más ilusión que música, queríamos que todo saliese ‘ya’ y ver enseguida los frutos de nuestro trabajo, ahora vamos más ‘a fuego lento’

Javi: Antes teníamos una idea y la llevábamos a cabo en cuanto surgía, ahora la cuidamos más.

Fer: Quieres cada vez hacerlo mejor, subir escalones, y te pones metas más altas. Eso nos pasa también en los directos, los hemos mejorado un montón.

Víctor: Solemos grabarnos y a continuación vernos y analizarnos todos juntos para hacer autocrítica y saber qué es lo que tenemos que mejorar. Tienes que exigirte mucho e ir subiendo peldaños para crecer tanto como persona, como músico y también a nivel grupo.

 

 

Dadme el nombre de un grupo que represente una influencia común al grupo, teniendo en cuenta que de forma individual a cada uno os gusta un estilo diferente

 

Todos: Dentro de España nuestra mayor influencia puede ser ‘Dinero’ debe ser de los pocos grupos en los que coincidimos.

 

 

De entre los conciertos que va a haber en Salamanca en la Plaza Mayor, cuál es el que tenéis más ganas de ver?

 

Víctor: Por influencia mía, Kaoss 

Fer: La Habitación Roja o Los Coronas.

Javi: Los Coronas, me gusta mucho la música que hacen.

 

Como ciudad... Salamanca incidió de alguna manera en vuestra carrera musical?

 

Víctor: Me parece que solamente en ambiente joven de la universidad. Han surgido un montón de grupos de estilos muy variados y eso significa que afortunadamente es una ciudad que musicalmente está muy viva.

Fer: Si, tienes razón que hay un montón de estilos... pero yo todavía no he escuchado a ningún grupo en salamanca que haga indie

Javi: Anda, tú lo que quieres es que nosotros nos hagamos indies (risas)

 

¿A qué músicos de Salamanca destacáis?

 

Víctor: Estrogenuinas. Son de mi escuela musical y las conozco desde los 14 años. Son amigas y vecinas.  Paco Jiménez con el programa “tres acordes” consigue que todos nos conozcamos y respetemos entre nosotros, está genial que intenten promocionar la música de Salamanca desde dentro. Paco Jiménez ha sido el motor que nos ha condicionado a todos y ha logrado unir a una gran familia musical en Salamanca. Todos vemos sus reportajes y de esta forma nos conocemos y también nos respetamos. Hay una base de respeto porque sabemos lo que cuesta hacer un disco, empezar, alquilar un local de ensayo... al tener ese vínculo común que es la música pues la base de respeto entre nosotros es muy sólida

 

 

¿Es muy culta la ciudad de Salamanca?

 

Victor: Creo que influye mucho la universidad. Viene gente de tantas partes a estudiar aquí,  hay mucho intercambio de ideas... eso es cultura. Son nuevas opiniones que al final abren la mente.

 

 

 ¿Cómo veis el panorama actual en el mundo de la música?

 

Javi: Yo creo que concretamente en Salamanca ha mejorado.

Víctor: Los directos mueven más que los discos, hoy por hoy es muy difícil que te coja una productora importante.

Fer: Para ser conocida tu música tiene que estar gratis en internet para que la gente te conozca y vaya a verte a un directo, luego ser potentes en los directos.

 

Una cualidad de la que hayáis tenido que tirar:

 

Todos a la vez: La paciencia.

Fer: Todo ha ido rápido menos el disco. Lo teníamos hecho en seis meses, queríamos seguir avanzando al mismo ritmo y nos ha costado esperar.

Javi:  El bache este que dice Fer ha sido esperar un año con el disco ya grabado, sin poder mostrarlo ni difundirlo, eso mina mucho.

Víctor: La gente preguntaba y no sabíamos qué decirle.

 

Cuando pensáis en el futuro ¿Como quién os veis?

 

Vícor: De la música no vamos a vivir, es muy difícil. Yo me veo siendo profesor, estos hombres farmacéuticos y todos intentando combinar el trabajo y la familia con la música. Como mi padre, al final supongo que la familia será lo que acabe pesando.

Fer: Ahora  mismo a la música le damos mucha prioridad. Somos jóvenes y todavía queremos hacer algo importante, es eso, pero somos conscientes de lo que cuesta y de lo difícil que es todo. Nos conformamos con lo que disfrutamos en los directos, con lo que nos gusta lo que hacemos, vivimos al día. Disfrutamos mucho de la música pero no dejamos a un lado nuestros estudios ni nuestros objetivos paralelos.

Víctor: En época de exámenes solo ensayamos una vez por semana para mantener el nivel, si nos da de comer pues entonces ya trabajaríamos de otra manera pero eso es que te toque la lotería.

Javi: La música para mí es un dos y la carrera un uno.

 

Hipotético caso de que eso ocurra, vivir de la música o disfrutar de la música:

 

Unanimidad: disfrutar de la música

 

Javi: No podría vivir de la música si no disfruto a la vez. Puedo disfrutar de la música sin vivir de ello, como hago ahora, pero no al revés.

Fer: Es verdad que todos tenemos un estilo diferente y muy definido y nos gustan cosas diferentes pero hay algo en común entre todos, es música parecida al final, todos nos movemos en el mismo campo.

Victor: Si lo enfocas a nivel profesional sí, podría tocar con un grupo que no me llena tanto como mi propio proyecto pero que me permite vivir de lo que me gusta, pero quizás no al mismo nivel. Y disfrutar disfrutaría igual porque al final un escenario es un escenario y si tienes éxito es porque estás tocando con grandes artistas y saber ajustarte a todo es lo que te hace ser un profesional en lo que haces. Pero creo que nunca dejaría mis propios proyectos e intentaría llevarlos en paralelo.