Arden dos camiones de fruta y de paja mientras circulaban por la autovía

A-66 y A-62. Los conductores de los dos vehículos pesados no sufrieron daños personales al poder salir antes de que las llamas se propagaran
E. G.

Los Bomberos de Salamanca y de la Diputación acudieron en la mañana de ayer a sofocar los fuegos originados en dos camiones de fruta y de paja, según informaron fuentes de los efectivos.

El primero de los incendios se registró en torno a la 1.47 horas en el kilómetro 376 de la autovía A-66, a la altura de La Maya. En el lugar, un camión frigorífico que estaba circulando comenzó a arder. El conductor pudo salir antes de que las llamas calcinaran el remolque y la mercancía que transportaba, fruta.

El segundo de los incendios se registró en torno a la 7.30 horas, en un tramo de la A-62, a la altura del mercado de ganado, a su paso por Salamanca.

Por causas que se desconocen, el camión, que se encontraba circulando echó a arder, afectando de inmediato tanto a la cabina del conductor como al remolque, que iba cargado de paja, facilitando que las llamas se extendieran de inmediato. La intensa capa de humo obligó a cortar uno de los carriles de la autovía, en dirección a Portugal hasta que el camión se retiró de la carretera hacia un descampado, donde permaneció hasta que fue completamente retirado. Mientras los Bomberos sofocaban las llamas, una retroexcavadora retiró las pacas de paja que se salvaron de las llamas y echó arena en la zona.

Los Bomberos permanecieron en el lugar hasta el mediodía ya que pese a las precauciones tomadas, en torno a media hectárea de terreno ardió debido al accidente.

Según informaron las citadas fuentes, el conductor pudo salir por su propio pie sin sufrir ningún daño, pese a que el camión y el remolque quedaron completamente calcinados por las llamas.