Aquimisa va en serio y logra una victoria de las que valen una fase

Alberto Alonso penetra en el Ángel Nieto (Foto: I. de la Calle)
Ver album

El equipo salmantino venció a un rival directo en su cancha y se coloca con ocho victorias y tres derrotas, aventajando en una a sus perseguidores: ULE, Chantada, Narón y el propio Grupo INEC.

FICHA DEL PARTIDO

 

50 GRUPO INEC - QUESO ZAMORANO (16+8+14+12): Daniel García (3), Jacob (5), Iza (1), Cardito (0), Vukasnovic (0) -cinco inicial- Fonseca (0), Llufriu (2), Román (6), Asanin (17) y Cecil 16.
 
57 AQUIMISA LABORATORIOS (8+19+17+13): Rubén Pérez (0), César Yáñez (0), Pedro de la Calle (3), Austin Simon (17), Dudu Dieye (6) -cinco inicial- Antón (0), Alonso (6), sam Johnson (21), Toño (4).
 
ÁRBITROS: González y Gallego. Sin eliminados en el partido.
 
INCIDENCIAS: Partido disputado en el pabellón Ángel Nieto de Zamora ante 250 espectadores.
Aquimisa Laboratorios ha logrado una victoria de equipo y que hacen pensar en una futura fase de ascenso a Adecco Plata. El equipo salmantino venció en la cancha de uno de sus rivales directos, Grupo INEC - Queso Zamorano (50-57) en un partido de esos que pueden valer una clasificación.
 
 
No le salieron las cosas sin embargo a Aquimisa en el primer parcial, con poco acierto en el tiro colectivo y, sobre todo, muchas faltas de su juego interior, con Toño y César cargados con tres desde los primeros 10 minutos.
 
 
Pero Aquimisa comenzó a crecer desde la defensa, primero con una zona que hizo mucho daño a su rival y luego con una intensidad  y concentración impresionantes. Quizá se pecó en ocasiones de precipitación, pero el equipo dirigido por Óscar Núñez jugó un gran baloncesto por momentos, que le hizo no solo igualar el marcador (que era desfavorable de inicio 16-8), sino ponerse claramente por encima. De hecho, un triple mal anulado a Pedro de la Calle hubiera colocado el 8-22 en el segundo parcial. Aun así, los charros se iban 3 puntos arriba al descanso.
 
 
La segunda parte fue mucho más igualada, con un Sam Johnson al que le salían todos los tiros, tomando el relevo de Austin Simon, que estaba muy intenso tanto en defensa como en ataque.
 
 
Sam Johnson intenta una canasta (Foto: I. de la Calle)
 
 
Aquimisa comenzó a mandar en el partido y la renta fue haciéndose cada vez mayor, anulando a los mayores activos de Zamora, sobre todo a Cecil y Cardito -desquiciado por una buena defensa de Rubén Pérez-, a pesar de las faltas acumuladas por los salmantinos.
 
 
Una vez que el marcador fue favorable, los salmantinos se vinieron arriba, metiendo canastas de todos los colores, lo que desconcertó a su rival y dio una victoria de las que pueden ser definitivas para el final de la Liga.