Aquimisa se redime con un golpe encima de la mesa en León

El salmantino Alberto Alonso, en un choque de archivo en Zamora (Foto: I. C.)

El equipo salmantino se impuso en León con una actuación estelar de un renacido Austin Simon, que puso la guinda a un gran trabajo de todo el grupo.

FICHA DEL PARTIDO

 

79 ULE FUNDACIÓN LEÓN (20+14+16+29): Azores 15, Mallou 8, Roales 9, Phillips 20, Greenfield 10 –cinco inicial- Labarca 2, López 0, Laborda 14, Martínez 1.

 

82 AQUIMISA LABORATORIOS (18+26+17+21): Navarro 13, Alonso 15, Mbaye 4, De la Calle 8, Johnson 2 –cinco inicial- Antón 0, Yáñez 10, Simon 21,  Rodríguez 2, Dieye 7.

 

ÁRBITROS: Beneitez y Aguado. Eliminaron a Sam Johnson, Dudu Dieye y Diadia Mbaye, por parte de Aquimisa.

 

INCIDENCIAS: Encuentro disputado en el Palacio Municipal de los Deportes de León.

Aquimisa Laboratorios ha dado un paso de gigante de cara a sus objetivos de clasificarse para la fase de ascenso a Adecco Plata al vencer a ULE Fundación León a domicilio en un partido de infarto.

 

Los salmantinos se quedan de esta manera con un solo rival por el segundo puesto: el Grupo INEC Zamora, que cuentan con 5 derrotas por 4 de los charros, con la ventaja de que Aquimisa les venció en el choque de ida y ahora deben visitar aún Würzburg.

 

En cuanto al choque disputado en León, Aquimisa comenzó un poco falto de ritmo y parecía que solo el acierto individual de Alberto Alonso permitía a los salmantinos seguir en partido. Sin embargo, ya al final del primer cuarto, la maquinaria salmantina comenzó a funcionar jugando con más paciencia en ataque y con la primera incorporación al partido de Austin Simon que a la postre sería fundamental. El base norteamericano comenzó un poco dubitativo después de tres semanas sin ejercitarse, pero fue a más durante los minutos que estuvo en la cancha.

 

El técnico charro, Óscar Núñez, planteó una defensa zonal que se les atragantó a los leoneses y terminaron volviéndose locos, con técnicas para los dos entrenadores locales, lo que encendió el ambiente en el Palacio de los Deportes.

 

PUNDONOR DEL CAPITÁN

 

León comenzó a arriesgar en cada jugada y Aquimisa, lejos de tranquilizar el partido, se contagió del juego de su rival, lo que le perjudicó claramente. Así, tras ir todo el choque por detrás, ULE se puso por delante en el luminoso a falta de 4 minutos. El pabellón volcado con su equipo, los árbitros algo aturdidos… y el partido se dejó de jugar. Al final, sin Sam, Dudu y Diadia en la cancha –eliminados- el salmantino Toño Rodríguez salió a la cancha a jugar cuatro minutos llenos de coraje con una rotura de fibras. Una canasta y dos rebotes, más un trabajo encomiable sobre Phillips, fueron fundamentales para el triunfo de los charros.

 

Cuando todo pintaba, sin embargo, muy negro para Aquimisa, con dos abajo y apenas 17” por delante, Austin Simon se echó el equipo a sus espaldas para poner la guinda a un trabajo grupal excepcional.

 

Ahora, los salmantinos se van con una sonrisa al parón de Semana Santa para recuperar a todos los jugadores tocados físicamente y encarar con la mejor motivación los cinco choques que les quedan, que son cinco finales.