Aquimisa se hace un hueco en la historia del baloncesto salmantino por derecho

Los jugadores de Aquimisa celebran la clasificación tras ganar a Zamora (Foto: I. C.)
Ver album

Venció a Zamora (101-93) ante más de 2.000 personas en Würzburg y se clasifica matemáticamente para la fase de ascenso a LEB Plata. 

FICHA DEL PARTIDO

 

101 AQUIMISA LABORATORIOS (23+21+10+26+21): Alberto Alonso 13, Diadia Mbaye 0, Pedro de la Calle 22, Sam Johnson 22, Austin Simon 28 -cinco inicial- Juan Antón 0, Kevin Navarro 5, César Yáñez 0, Hugo Lavado 0, Toño Rodríguez 4, Mario García 0, Dudu Dieye 7.


93 GRUPO INEC QUESO ZAMORANO (17+21+19+23+13): García 2, Rothstein 18, Iza 5, Cardito 9, Asanin 15 -cinco inicial- Lluriu 3, Román 22, Cecil 19.

ÁRBITROS: Gallego y Alonso. Eliminados Dieye por Aquimisa y Asanin y Cecil, por Zamora.

INCIDENCIAS: Encuentro disputado en el Municipal de Würzburg ante más de 2.000 personas.

Aquimisa Laboratorios ya es parte de la historia del baloncesto en Salamanca. Y de qué manera.


El equipo salmantino entrenado por Óscar Núñez logró -en una tarde perfecta- doblegar a todo un equipazo, el Grupo INEC Zamora, ante más de 2.000 personas entregadas en el pabellón de Würzburg y clasificarse de esta manera matemáticamente a falta aún de dos jornadas para el final de la Liga para la fase de ascenso a LEB Plata.

La empresa no era sencilla, ya que los salmantinos tenían como rival al equipo más en forma de la competición y que, además, por propias características, no le viene bien a Aquimisa: hombres muy grandes en el exterior y que han hecho sufrir a los charros en el juego estático.

 

Sin embargo, el equipo charro ha salido concentrado al 100%, jugando mejor que su rival y firmando un buen primer cuarto (23-17) con los salmantinos Pedro y Alberto muy acertados desde el exterior.

El segundo parcial fue más igualado, con los charros sufriendo con las defensas mixtas especiales que Zamora hizo sobre Austin y tras anotar los de Saulo Hernández varios tiros que hicieron daño a los salmantinos, que bajaron en parte el nivel defensivo.

 

Sin embargo, el buen trabajo de los salmantinos en el minuto final les permitió irse al descanso con una renta que apaciguaba en parte los nervios iniciales (44-38).

 

En el tercer parcial, los charros tuvieron problemas para parar a su alero alto, Román, y a falta de 5 minutos para el final de este parcial, Zamora se puso por delante por primera vez desde los minutos iniciales del choque.

No fueron buenos momentos para Aquimisa, que encajaron un 10-19 en estos 10 minutos y vieron cómo uno de sus mejores hombres, Alberto Alonso, cometía su tercera falta personal.

En el último cuarto, los locales firmaron una buena salida, con más confianza en el tiro ante la zona de Zamora, aunque ya siempre con el luminoso de Würzburg muy ajustado. En los minutos finales, los visitantes han gestionado mejor el juego cuando iban por detrás -como le sucedía a Salamanca-, ya que parecía que les daba 'miedo' ganar a los dos.

 

Al final, con 80-80 en el marcador, el zamorano Iza falló los dos tiros libres de los que dispuso con 1 segundo solo en el marcador, que hicieron que se disputara la prórroga.
 
En el tiempo extra, Aquimisa supo gestionar mejor sus opciones, que pasaban por correr y evitar el juego estático y ahí aparecieron un Austin Simon magistral, muy bien secundado por un valiente Sam Johnson y la sangre fría de Pedro de la Calle.

Al final, locura en el pabellón, con una pista 'tomada' literalmente por niños, que han visto un espectáculo precioso y han vivido una tarde histórica para el baloncesto masculino en la ciudad. 

Noticias relacionadas