Aquimisa: nadar para morir en la orilla...

César Yáñez tiene una sobrecarga en el abductor (Foto: Isabel de la Calle)

El equipo salmantino, a remolque todo el partido, cae en el último segundo con una canasta de los leoneses sobre la bocina en un choque muy igualado.

 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

AQUIMISA LABORATORIOS (10+20+13+25) 68: Cruz (9), Simon (17), Alonso (9), Dieye (5) y Mbaye (7) –cinco inicial- Antón (3), Lavado (2), De la Calle (7), Miguel (2), Yáñez (5) y Toño (2).

 

ERAS LEÓN (20+14+11+25) 70: Lazo (3), Llamas (25), Cueto (4), Ferrero (17), Martínez (8) –cinco inicial- Roldán (1), García (7), Fidalgo (5), Marcos (0) y Alonso (0).

 

ÁRBITROS: Esteve y Martín. No hubo eliminados por faltas.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente al primer partido de la Copa EBA disputado en el pabellón de Aldeatejada ante medio millar de espectadores.

Partido vibrante que se decidió al final, con ‘sangre’ y mucho sudor… y que cayó de Eras – León (con una canasta de Ferrero) en el último tiro y en el último segundo, cuando más duele y después de una remontada casi épica de los salmantinos, que cayeron derrotados 68 – 70 de la manera más cruel, pero que debe servir para aprender en este primer partido de Copa EBA.

 

Aquimisa Laboratorios comenzó el choque muy activo e intenso en el rebote, con Mbaye como protagonista, pero poco acertado en el aspecto ofensivo con poca fluidez en las jugadas de ataque; además, con el paso de los minutos, el conjunto salmantino permitió demasiadas opciones claras a Eras León, pasando del 2-0 inicial al 2-12 en el minuto 6 de partido.

 

Pasaban los minutos y los de Isidro Álvarez seguían sin anotar, atascándose con la defensa de los leoneses, y con muchas dificultades para meterse en el partido. Tocaba remar. Antón rompió el abrumador parcial con un tiro libre, hecho que, sumado a una buena defensa, provocaron el 04 – 12 en el minuto 7. A partir de ese momento, Aquimisa apretó atrás y Austin ejerció de ‘desatascador’ pero fallos en el rebote y en nuevos ataques precipitados dejaron el marcador 10 - 20 al final de primer cuarto.

 

El segundo cuarto comenzó por los mismos derroteros que el anterior, pero una ‘bomba’ de Pedro, una canasta de Arturo y otra de Yáñez tras buenas defensas despertaron al equipo salmantino, que se colocó a siete (16-23 minuto 12). León quería correr y lo conseguía, además de dominar el rebote ofensivo. Pedro anotó de tres pero León respondió y el partido entró en una serie de ataques erróneos que dejaron el marcador 21-27 en el minuto 16.

 

Una antideportiva y otra canasta de Austin dejaron a uno el marcador y una canasta de Dieye a falta de dos minutos pusieron el empate a 30 en el marcador después de casi toda la primera parte, que terminaría con un 30-34 tras malas selecciones de ataque de los salmantinos que mejoraron en los segundos 10 minutos.

 

MBAYE SE HACE GRANDE BAJO LOS AROS

 

El inicio del tercer cuarto sirvió para ver a un Aquimisa mucho más agresivo en defensa y con más intensidad en ataque, alentado por el poderío en el rebote ofensivo de Mbaye que se hizo grande bajo los aros, poniendo a Aquimisa a uno (37-38) en el minuto 25, aunque una tercera falta le mandó al banco.

 

No obstante, Aquimisa no se amilanó y tiró de garra para intentar ponerse por delante pero solo pudo empatar a 43 y terminó el tercer periodo 43-45 con todo por jugarse en los últimos y decisivos 10 minutos.

 

Llegado ese momento, Aquimisa se puso el mono de trabajo en un partido que se complicaba con el paso de los minutos con un marcador que reflejaba un 45 – 52 en el minuto 33, tras un ‘arreón’ del equipo leonés, propiciado por los fallos e imprecisiones de los de Isidro Álvarez y de la mano de Llamas que se convirtió en un castigo para los locales.

 

Los salmantinos no estaban finos en ataque, al contrario que el equipo leonés, lo que sumado a los fallos en el tiro libre, dejó el marcador en 53 – 63 a falta de tres minutos y con demasiadas imprecisiones. El equipo salmantino apretó en defensa pero no generaba demasiados tiros en ataque salvo un triple de Simon que les animó (58-64 min. 38), lo que sumado a una antideportiva, dejó el marcador 62-64 con un Alonso que se convirtió en protagonista (9 puntos en el último cuarto).

 

Unos segundos vibrantes terminaron con el marcador igualado a falta de unos segundos que fueron demasiado crueles con Aquimisa, que vio como una canasta de Ferrero en el último segundo del partido le daba la victoria a Eras – León sin tiempo para la reacción. Aquimisa cayó con honra en una derrota que debe servir para aprender de los errores cometidos.