Aquimisa Laboratorios vuelve a casa con la oportunidad de sumar su segunda victoria

El base palentino Fidel Cano, en su anterior etapa como jugador de Aquimisa Laboratorios (Foto: I. C.)

El sábado a las 20.30 horas el equipo charro recibe al Estela cántabro, que solo tiene una victoria más que los locales, en lo que será el estreno en Würzburg de Isidro Álvarez al frente del equipo salmantino

El pabellón de Würzburg acoge este sábado desde las 20.30 horas un encuentro muy atractivo  para los aficionados charros, ya que el Aquimisa Laboratorios recibe en su primer choque en casa tras el parón navideño al Estela de Santander.

 

El rival de los charros solo ha ganado un encuentro más que ellos, pero la calidad de su plantilla es muy alta. De hecho, es uno de los equipos construidos para estar entre los mejores de la Liga, con jugadores de gran calidad y experiencia en EBA e incluso LEB Oro.

 

Los cántabros son un bloque muy grande que seguro hará disfrutar a los aficionados al baloncesto de Salamanca. El club rival lleva cinco años jugando en esta categoría y aunque han perdido varios partidos por la mínima, son el segundo equipo en el ranking de valoración de la FEB. Resultados muy ajustados y adversos le tienen en una posición muy lejana a su verdadero potencial.

 

Por su parte, Aquimisa Laboratorios podrá contar para este encuentro con toda la plantilla a disposición de Isidro Álvarez, incluídas las dos nuevas incorporaciones del equipo, Fidel Cano y César Yáñez. Ambos ya debutaron con el conjunto salmantino en el choque disputado la semana pasada en Amorebieta.

 

El que debutará también en casa al frente del equipo será el entrenador Isidro Álvarez, que sustituyó a Avelino García tras el último choque disputado en Würzburg ante el Santurtzi en diciembre.

 

Aquimisa busca su segunda victoria de la temporada, que le permita abandonar con el tiempo la última posición de la tabla que actualmente ocupa y dejar así de lado el único puesto de descenso a Primera Nacional.

 

La plantilla salmantina saltará a la cancha antes del encuentro vistiendo una camiseta de ánimo al exjugador de Aquimisa, el base salmantino Alberto Ramos, que se recupera actualmente de una grave enfermedad.