Aquimisa Laboratorios: corazón y cabeza para doblegar al líder

Mate de Sam Johnson en el choque ante Eras (Foto: I. C.)
Ver album

El equipo salmantino firmó un partido de ensueño ante un pabellón abarrotado y un ambiente espectacular, venciendo al todopoderoso Eras.

FICHA DEL PARTIDO

 

77 AQUIMISA LABORATORIOS (28+17+12+20): Rubén Pérez 5, Alberto Alonso 6, Austin Simon 17, Sam Johnson 19, Diadia Mbaye 10 –cinco inicial- César Yáñez 4, Pedro de la Calle 14, Toño Rodríguez 0, Dudu Dieye 2.

 

68 AGUSTINOS ERAS LEÓN (22+12+19+15): Darden 4, Llamas 14, Dieguez 14, Ferrero 0, Moreira 6 –cinco inicial- Carrasco 2, Fernández 0, García Lesmes 6, Martínez 16, Villamil 0, García 6.

 

ÁRBITROS: Aguilera y García. Eliminado César Yáñez.

 

INCIDENCIAS: Partido disputado en el pabellón de Würzburg ante 1.600 espectadores.

Aquimisa Laboratorios ha derrotado al único equipo invicto de la competición española, un gran Agustinos Eras al que hicieron doblar la rodilla en un partido intenso y espectacular ante un público entregado.

 

La salida de partido de Aquimisa Laboratorios fue espectacular, dando un auténtico recital ofensivo, con Samuel Johnson impecable desde cualquier distancia, pero con el equipo poco intenso en labores defensivas. De hecho, al término del primer parcial, el luminoso marcaba 28-22.

 

Pedía Óscar Núñez un sacrificio mayor en defensa y a fe que lo consiguió en el segundo cuarto, dejando a Eras en solo 12 puntos durante estos 10 minutos. El equipo alternó distintas defensas para detener a los leoneses, aunque se vieron muy castigados por el arbitraje y acusaron sobre todo en el tercer parcial el número de faltas sobre los interiores salmantinos.

 

Aquimisa continuaba trabajando en equipo con sentido táctico y fuerza ofensiva, con todos los jugadores aportando, fruto de los cual la valoración salmantina era muy superior a la leonesa (46-33), así como los tiros de dos (51% de los locales por 36% de los visitantes), ya que los salmantinos vivieron un momento muy dulce de tiro en la primera parte del choque.

 

El tercer parcial, en cambio, fue más negativo para los intereses salmantinos, que cedieron por 12-19 y sufrieron además al ver como sus interiores se cargaban de faltas, tanto que César Yáñez era expulsado a falta de cuatro minutos para el final de este parcial, Mbaye hacía la tercera a los cinco minutos y Toño, la cuarta.

 

Un triple en el último segundo de León puso un ajustado 57-53 al término del tercer cuarto, pero Aquimisa se rehízo enseguida desde la defensa, trabajando duro atrás y volviendo a sumar en equipo para lograr de nuevo una renta de casi la decena de puntos en el último cuarto (66-57, minuto 6).

 

Los tres últimos minutos, Aquimisa volvió a apretar en defensa para robar dos balones seguidos que volvían a colocar al equipo con una renta que ya no se iba a escapar: 72-62 a falta de dos minutos para el final.

 

Ese tiempo, concentración, fuerza, ambición… el equipo charro terminó de redondear un partido de ensueño dentro de un ambiente espectacular como no se vivía en Salamanca alrededor de un equipo masculino en muchos años.