Aquimisa, en busca de su 'camino' en Santiago

(Foto: I. Calle)

El equipo salmantino busca nuevas sensaciones y superar un momento muy difícil después de acumular cuatro derrotas en seis partidos.

El equipo salmantino Aquimisa Laboratorios vive semanas muy difíciles. Desde que comenzara el año 2014, el equipo charro ha jugado 6 partidos, en los que ha ganado solo 2, por lo que en apenas un mes y diez días, los jugadores dirigidos por Isidro Álvarez han acumulado 4 de las 6 derrotas que ahora mismo tienen.
 
 
La marcha del base salmantino Arturo Cruz y la tardía llegada de Estados Unidos de Austin Simon -sus dos máximos anotadores- hizo que Aquimisa Laboratorios sufriera una auténtica 'crisis de identidad'.
 
 
Actualmente, con Simon ya en el equipo entrenando con normalidad e Imad Qahwash cubriendo la baja de Cruz, el conjunto salmantino trata de volver a la senda del triunfo y el juego alegre que tantas alegrías dio en la primera parte de la temporada a equipo, club y aficionados.
 
 
El rival que tendrán enfrente esta semana parece bastante propicio para ello: el Instituto Rosalía de Castro de Santiago de Compostela, que hasta ahora solo ha logrado sumar tres victorias y ocupa el penúltimo puesto de la tabla.
 
 
Sin embargo, el propio técnico salmantino asegura que es un "equipo joven con mucha hambre de baloncesto y victorias. Los resultados últimamente le están acercando a jugar finales siempre apretados. Como ejemplo, hay que resaltar que en su casa ganó Estudiantes de Lugo 62 a 64 hace dos jornadas", reconoce Álvarez.
 
 
El conjunto gallego, además, acaba de reforzar su juego interior con el fichaje de un nuevo pívot: Francisco Brantuas (2’03), un jugador con experiencia en liga EBA que seguro les ayudará a ganar más partidos.
 
 
En cuanto a los salmantinos, Álvarez apunta que la línea actual de trabajo consiste en "reconstruir la filosofía de juego y adaptar lo antes posible al equipo las nuevas incorporaciones para competir adecuadamente cuanto antes".
 
 
Aquimisa acudirá a Santiago con la probable baja de Juan Antón y la duda de Toño Rodríguez.