Aprobado el techo de gasto para 2014 con la oposición de PSOE y Grupo Mixto que ven nuevos recortes

López pide a Herrera que visite a Rajoy para reclamar más recursos para CyL y González vaticina un futuro "aún más negro" Carriedo recomienda a López buscar asesores "leales" y éste le recuerda que sus asesores no tienen cuentas en Suiza.

Las Cortes de Castilla y León han aprobado este miércoles el techo de gasto no financiero para el año 2014 -se ha fijado en 8.614,3 millones de euros-- con los votos a favor de la bancada 'popular' y con la oposición de los grupos Socialista y Mixto que ven en este límite -el techo es un 1,29 por ciento inferior al de 2013-- nuevos recortes y un futuro "aún más negro" para la Comunidad Autónoma.

  

En concreto, el portavoz del Grupo Socialista, Óscar López, ha cuestionado unas cuentas realizadas "a martillazos" que no auguran un presupuesto compatible con la recuperación económica y sobre las que ha expresado dos interrogantes, cómo se podrá crecer un 0,7 por ciento en 2014, como prevé la Consejería de Hacienda, con 400 millones de euros menos y la "ecuación mágica" de cómo creciendo menos el paro se quedará como está.

  

Tras asegurar que las "serias contradicciones" de las cifras ofrecidas por la Consejería de Hacienda no invitan al optimismo, López ha recordado a la Junta que no es "mucho de fiar" ya que en su día se aseguró que en Castilla y León no iban a recortar nada "y lo han recortado todo".

  

En este sentido, ha exigido información sobre los "recortes" que encierra el nuevo techo de gasto no financiero y ha sugerido al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, que se reúna con el jefe del Ejecutivo central, Mariano Rajoy, para pedir más recursos para la Comunidad  "y, de paso, que no mienta tanto".

  

López, que ha reclamado además otra fórmula de debate sobre el techo de gasto no financiero para poder dialogar con la Junta y no con el PP en las Cortes, ha aprovechado la ocasión para pedir una negociación sobre el destino de los 300 millones de euros que se podrán gastar a mayores en 2013, con el "buen ejemplo" sobre la mesa del acuerdo parlamentario para la apertura de las urgencias médicas nocturnas.

      

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista ha aprovechado la ocasión también para cargar contra algunas de las decisiones de la Junta para generar nuevos ingresos, con especial atención a "lo más osado", el "centimazo sanitario", que, según ha aseverado, no sólo ha dañado los bolsillos de los ciudadanos y los negocios del sector sino que ha costado 100 millones de euros que se han dejado de ingresar en las arcas de la Comunidad, en lo que ha considerado "un horror y una mala decisión".

 

"Errores de bulto"

   

Por su parte, el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Carlos Fernández Carriedo, ha criticado a López por cometer un "error de cálculo y de bulto" al comparar el presupuesto de 2013, que incluye gastos financieros, con el techo de gasto no financiero para 2014 lo que demuestra, a su juicio, que el portavoz de los socialistas no sabe de economía o que tiene algún asesor con "intereses concretos" y "pensando en el futuro".

  

"Busque asesores leales", ha recomendado Fernández Carriedo a un Óscar López que ha aprovechado su segundo turno de palabra para recordar que sus asesores no tienen cuentas en Suiza, en alusión al extesorero del PP Luis Bárcenas.

  

Carlos Fernández Carriedo ha defendido el techo de gasto no financiero para 2014 propuesto por la Junta y que, en una muestra de "transparencia y participación" se votaba por primera vez en las Cortes, desde el convencimiento de que es "bastante realista y prudente" y suaviza la senda de la reducción de este límite de gasto, a lo que ha sumado la contribución de Castilla y León a los objetivos de un país que está ganando en confianza y en credibilidad.

  

También ha alabado el mantenimiento de los fondos de la PAC ante el "riesgo muy serio" que corrió la Comunidad Autónoma y la consecución de la mayor parte de los objetivos con los que fue Castilla y León a la última reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) del pasado 31 de julio con un margen de déficit para 2014 que se multiplica por 10 mientras que el de este año aumenta en un 81 por ciento.

  

Frente a esto, ha lamentado que el Grupo Parlamentario Socialista no haya aportado algo nuevo, más allá de lo anunciado el pasado lunes por el secretario regional del partido, Julio Villarrubia, y que ha resumido como la misma receta de hace 20 años de proponer más impuestos y más deuda, es decir, "las mismas políticas que nos metieron en la crisis".

 

Bienaventuranzas y profecías

 

Por su parte, López ha ironizado las "bienaventuranzas" de Fernández Carriedo al asegurar que Castilla y León liderará el crecimiento de la economía en 2014 -datos de la Fundación BBVA, según el segundo-- y ha recordado que la Comunidad sí fue la que más creció en 2011, con un Gobierno socialista en Madrid y en plena crisis. Dicho esto, ha expresado su deseo de poder equivocarse para que se cumplan todas las previsiones de Junta y PP.

  

En el mismo sentido se ha pronunciado el portavoz del Grupo Mixto, José María González, para quien el techo de gasto no financiero de la Junta para 2014 representa la de decisión de qué es lo que no ingresa para justificar lo que no quieren gastar.

  

"Ustedes deciden cuánto quieren ingresar, sobre quiénes quieren hacer recaer los impuestos, qué fraude fiscal no quieren controlar o a cuántos trabajadores públicos quieren dejar en el paro", ha advertido González para quien sólo se puede variar el efecto de las políticas del PP "y a muy medio plazo" con fórmulas de reactivación económica a favor del empleo y del crecimiento, es decir, "políticas de redistribución de la riqueza".

  

Por todo ello, ha vuelto a reclamar una defensa de Castilla y León al sur del Guadarrama sin tirar por la borda los compromisos adquiridos en las Cortes como ocurrió, a su juicio, en el último CPFF al aceptar la asimetría fiscal para 2013 lo que supone aceptar que los castellanoleoneses son "menos ciudadanos" que los ciudadanos valencianos, catalanes o andaluces.

  

"No me gusta ser profeta porque no creo en las profecías pero creo que nos números no son los que necesita la Comunidad", ha sentenciado.