Aprobado el proyecto de sellado de los vertederos municipales

Fechas. Las actuaciones se realizarán a partir de este verano, de manera conjunta en los terrenos donde se sitúa el vertedero de Salmoral, formado por dos parcelas, una de titularidad municipal y otra particular
CECILIA HERNÁNDEZ
El proyecto de obras para el sellado de los vertederos de Salmoral y Alaraz ha sido recientemente aprobado, siguiendo las directrices de la Junta de Castilla y León a través de la Dirección General de Infraestructuras Ambientales. Esta actuación, que cuenta con un presupuesto total de 326.648, 56 euros, se enmarca dentro del decreto de 17 de febrero de 2005 por el que se aprobó el Plan Regional de Residuos Urbanos de la región, que incluía un programa de clausura y sellado de vertederos. Este programa persigue la desaparición de los vertederos tradicionales y la recuperación de los entornos en los que se localizan, como sucedió, por ejemplo, en el municipio de Macotera el pasado año.

El vertedero de residuos urbanos de Salmoral se ubica en su término municipal, al este de la localidad, a unos 600 metros de distancia del núcleo urbano, accediéndose a él por el camino de Mancera de Arriba que parte de la zona del cementerio municipal. Por su parte, el vertedero de Alaraz se ubica al norte de la localidad, a unos 300 metros de distancia del núcleo urbano. Desde la apertura en febrero de 2008 del CTR de Gomecello no se han vertido residuos urbanos en ninguno de los dos vertederos, aunque sí se han seguido depositando voluminosos, plásticos, restos vegetales y animales de manera no controlada. Además en el vertedero de Salmoral puede apreciarse que la mayor parte del volumen total de residuos lo constituyen escombros, que se siguen depositando en cantidad apreciable ya que el Ayuntamiento no dispone de otros terrenos destinados exclusivamente como escombreras, a diferencia del Ayuntamiento de Alaraz que dispone de dos lugares destinados a tal efecto.

De ahí, la preocupación del alcalde de Salmoral, Carlos Hernández, ante la desaparición del vertedero de su municipio. “Hasta que no se abra la escombrera que se va a construir en Bóveda del Río Almar, vamos a tener problemas a la hora de encontrar lugares donde depositar los escombros”, comentó a este diario.

El sellado de los residuos existentes en los dos vertederos se ejecutará, en principio a partir de este mismo verano, de manera conjunta en los terrenos donde se sitúa el vertedero de Salmoral, que, en concreto, son dos parcelas, una de titularidad municipal y otra que pertenece a un particular y que deberá ser expropiada.

El proceso de ejecución del sellado estará compuesto por una serie de actuaciones entre las que destaca la campaña de desratización y el movimiento de tierras y de residuos, que serán acumulados en una parcela próxima mientras se excava el vaso de la celda de sellado, donde se situará la barrera de impermeabilización interior. Por encima, se extenderá una capa de protección y regularización formada por tierras procedentes de la excavación del vaso, sobre la que se situarán de nuevo los residuos y el sellado superior del vertedero, que incluye otra capa de impermeabilización.