Aprobadas las ordenanzas para el año 2012

El bonobús ordinario pasará a costar 0,55 euros por viaje. El billete ordinario mantendrá su precio y el abono mensual alcanzará los 20,75 euros.

El Pleno del Ayuntamiento de Salamanca ha aprobado la modificación de las ordenanzas fiscales para el próximo año 2012. Se han actualizado los tributos, precios públicos y tarifas tomando como referencia el Índice de Precios al Consumo (IPC) interanual del mes de agosto, que se situó en el 3 por ciento de ascenso con carácter general y en el 3,2 por ciento en el caso del transporte público urbano.

Los diferentes puntos han sido aprobados con los votos a favor de los grupos Popular y Socialista, salvo en trece de los 45 en los que se han opuesto los ediles del PSOE. Aún así, han sido aprobados al contar con mayoría absoluta el equipo de Gobierno.

Durante su intervención, el socialista Toribio Plaza ha criticado que se haya optado por una subida “lineal” de los impuestos y tasas, utilizando el IPC, que provoca una subida de la presión fiscal “tremenda” en los ciudadanos.

Por su parte, el portavoz del Grupo Popular, Fernando Rodríguez, ha lamentado que los socialistas promuevan un debate “demagógico” cada año con las modificaciones de las ordenanzas. Pues, ha añadido, que no entiende cómo se pueden incrementar o ya mantener servicios reduciendo anualmente el nivel de ingresos.

TRANSPORTE URBANO

Por otra parte, el alcalde de Salamanca ha señalado que las tarifas del transporte urbano se adaptarán tomando como referencia el IPC interanual de agosto de este sector, que se situó en el 3,2 por ciento, también inferior al de septiembre, que fue del 3,5 por ciento.

De esta manera, ha detallado, el Billete Ordinario y el Bono-Bus especial no se modificarán (1 euro y 0,03 euros por viaje, respectivamente); el Bono-Bus Ordinario pasará de 0,53 euros por viaje a 0,55 euros, y el abono mensual se adaptará al IPC del transporte, pasando de 20,10 euros a 20,75 euros.

BONIFICACIONES

Más allá de las modificaciones aprobadas en pleno, que ahora tienen que superar el periodo de alegaciones de 30 días, se mantendrán las bonificaciones fiscales que ofrecía hasta ahora el Ayuntamiento de Salamanca en 2012.

Entre ellas cabe destacar, en lo que se refiere al apoyo a la promoción de VPO, la bonificación del 50 por ciento de la cuota del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) durante los ocho años siguientes a su calificación definitiva, y la que afecta a la tasa de licencia urbanística por la construcción de este tipo de viviendas (reducción del 60 por ciento para las de régimen especial, del 50 por ciento para las de régimen general, y del 40 por ciento para las de precio concertado).

E igualmente las bonificaciones que, dependiendo de los ingresos de la unidad familiar, pueden llegar al 100 por ciento de las tarifas de las escuelas infantiles municipales y de la Escuela Municipal de Música y Danza; al 25 por ciento de la tarifa por suministro de agua potable y alcantarillado; o al 50 por ciento de la tasa de recogida de basuras y de la tarifa por la utilización de algunos servicios deportivos.

Asimismo, los usuarios del autobús urbano que pertenezcan a unidades familiares que no superen determinados ingresos se benefician de una tarifa bonificada de 0,03 euros por viaje (bono-bus especial).

También se ha dado el visto bueno a la supresión de la tasa relativa al Vertedero Municipal de Residuos Inertes (escombrera), instalación que ha dejado de funcionar por aplicación de la normativa vigente, y se ha incorporado una nueva tarifa relativa a la utilización de la nueva Estación de Transferencia de Residuos de Construcción y Demolición (RCDs).