Aprobadas las ordenanzas fiscales del año próximo

El Pleno del Ayuntamiento aprobó las ordenanzas fiscales con el voto a favor del PP y en contra del PSOE

Las tasas municipales se actualizarán al IPC tal y como se ha aprobado en el pleno extraordinario celebrado hoy en el Ayuntamiento con el voto favorable del equipo de Gobierno del PP que ha admitido dos enmiendas del PSOE. El debate entre Toribio Plaza y Fernando Rodríguez se centró en si esta subida grava o no a las más desfavorecidos y en si más ingresos suponen o no mejores servicios. 

Las tasas y tarifas municipales de Salamanca se actualizarán al IPC, lo que supone un incremento del 2,7 por ciento desde el mes de enero. Así se decidió en el Pleno Extraordinario del Ayuntamiento en el que también aprobó congelar el Impuesto de Actividades económicas, en el que el equipo de Gobierno aceptó varias alegaciones presentadas por el PSOE que, por su parte, denunció un incremento sobre la presión fiscal que ya aguantan los salmantinos. 

 

Según estas ordenanzas serán varios los servicios públicos los que ven aumentados su precio. Así sucederá con la utilización de los servicios deportivos y de ocio, así como las escuelas municipales de música y danza. También varia su precio la cuota anual del sistema de préstamo de bicicletas o las tarifas en las guarderías serán progresivas en función de la renta 

 

Durante el Pleno se han aceptado tres alegaciones formuladas por el PSOE y también por la asociación de propietarios de vehículos históricos. Por un lado se incrementa la edad para aplicar la tarifa reducida en los albergues municipales Lazarillo y de Candelario hasta los 30 años. También se acepta la introducción de factores correctores sobre el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para familias numerosas con el objetivo de que se computen como dos miembros a personas con discapacidad física o psíquica, pensionistas por razón de viudedad y de jubilación, y desempleados con personas dependientes a su cargo. La última alegación se refiere al mantenimiento parcial de bonificaciones en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica para vehículos históricos, siempre y cuando los propietarios pongan a disposición del Museo de Historia de la Automoción dichos vehículos. 

 

La aplicación del IPC a las tasas se justifica, según el portavoz del equipo de Gobierno, Fernando Rodríguez, para garantizar unos ingresos que permiten mantener el gasto social y  las inversiones. "Se puede pagar menos pero después los servicios públicos no tendrán una calidad de la que creo que ahora los salmantinos están satisfechos, señaló en su turno de contrarréplica. Por su parte Toribio Plaza, desde la bancada socialista, argumentó que perder ingresos "no siempre significa tener que reducir los gastos". A la vez que solicitó que sean los que tienen más recursos los que asuman la subida progresiva de estas tasas. "Hay que tener corja para obtener más recursos de los que más tienen",dijo.