Aprobadas la convocatoria y bases para las ayudas a las asociaciones de mayores, mujeres, participación social y voluntariado y ONGDS

Las ayudas ascienden a más de 235.000 euros, 175.148 euros para las asociaciones y 60.000 para las Organizaciones no Gubernamentales de Cooperación al Desarrollo.

 

El Ayuntamiento de Salamanca ha dado hoy el visto bueno en su Comisión de Bienestar Social a la convocatoria y bases para la concesión de ayudas económicas a las asociaciones de mayores, mujeres y participación social y voluntariado, así como a la relativa a las ayudas económicas a Organizaciones no Gubernamentales de Cooperación al Desarrollo (ONGDS). El montante total de las ayudas asciende a 235.148 euros, de los que 175.148 euros se destinarán a colectivos de mayores, mujeres, participación social y voluntariado, y 60.000 euros para las ONGDS.

 

El Ayuntamiento de Salamanca mantiene los mismos criterios generales de la convocatoria  respecto al pasado año, cuando se homogeneizaron con el objetivo de que los diferentes colectivos (mayores, mujeres, participación social y voluntariado) pudieran acceder a las subvenciones en igualdad de condiciones. Asimismo, se mantienen los criterios de valoración para garantizar una mayor idoneidad y calidad de los proyectos subvencionados.

 

El objeto de las ayudas económicas es fomentar la promoción y participación de los diferentes colectivos a través de la realización de programas formativo-ocupacionales, programas socioculturales, de inserción socio-laboral y de promoción y fomento del voluntariado.

 

Respecto a las ayudas económicas a Organizaciones no Gubernamentales de Cooperación al Desarrollo (ONGDS), con las que se pretende contribuir a la lucha contra la pobreza en todas sus manifestaciones, se concede una especial preferencia a los proyectos que se desarrollan en países empobrecidos que cuenten con Índices de Desarrollo Humano (IDH) bajo y medio, según los indicadores y calificación establecida por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

 

Las bases recogen, además, que respecto a la población beneficiaria del proyecto tendrán prioridad aquellos que se dirijan a la consecución real y efectiva de la igualdad de oportunidades, a la integración social, al aumento de las capacidades de las mujeres, así como a los que se destinen a los sectores más vulnerables de la población.