Aprobadas 1.374 nuevas plazas para Policía y 884 para la Guardia Civil, el mayor aumento de la legislatura

El Gobierno ha aprobado la concesión de 1.374 nuevas plazas para la Policía y otras 884 para la Guardia Civil en el marco de la Oferta de Empleo Público para el año 2015, lo que supone el mayor aumento en lo que va de legislatura.

En concreto, dentro de la Guardia Civil, se han aprobado 820 plazas en la Escala de Cabos y Guardias y 64 para alumnos del colegio de guardias jóvenes lo que supone un incremento del 415 por ciento con respecto al año pasado.

En la Policía, esas 1.374 nuevas plazas se dividen entre 1.299 en la Escala Básica y 75 en la Escala Ejecutiva. Teniendo en cuenta que el año pasado se aprobaron tan sólo se aprobaron 254 plazas para la Escala Básica y 60 para la Escala Ejecutiva, los datos confirmados por el Ejecutivo suponen un incremento del 337,6 por ciento.

Con esta Oferta de Empleo Público las nuevas plazas en la Policía vuelven a superar el millar, algo que no sucedía desde 2009 cuando, bajo el Gobierno socialista, se aprobaron hasta 1.949 para la Escala Básica y 75 para la Escala Ejecutiva. Durante la última legislatura del presidente José Luis Rodríguez Zapatero se llegaron a aprobar más de 5.000 plazas para la Policía en sólo un ejercicio, como sucedió en el año 2008, si bien en los últimos años de su gestión ya empezaron a notarse los efectos de la crisis.

En 2010 se experimentó el primer descenso con 444 plazas (75 para la Escala Ejecutiva). La cifra aún bajó más al año siguiente cuando en 2011 tan sólo se aprobaron 228 plazas (75 para la Escala Básica). La primera Oferta de Empleo Público de esta legislatura, aprobada en 2012, confirmó esos datos a la baja y se aprobaron 153 plazas para la Escala Básica y otras 50 para la Escala Ejecutiva. Aún se redujo más en 2013 con 190 plazas en total y experimentó un repunte el año pasado con 254 plazas para la Escala Básica y 60 para la Escala Ejecutiva.

Durante los últimos años, la tasa de reposición estaba fijada en el diez por ciento, pero los últimos presupuestos generales del Estado recogieron la posibilidad de aumentarla hasta el 50 por ciento, un margen que va a permitir al Gobierno romper con la tendencia a la baja de los últimos años tanto en la Policía como en la Guardia Civil, según las fuentes policiales consultadas.