Apramp ha detectado casos de menores prostituidas en Salamanca

Responsables de la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (Apramp) han confirmado hoy que "han detectado casos de menores de edad que son prostituidas por redes de trata de mujeres" en Salamanca, una situación que si bien no abunda preocupa especialmente a la asociación.

La Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (Apramp) celebró ayer en la Plaza de Los Bandos un acto reivindicativo por el Día Europeo contra la Trata de Seres Humanos. Durante la jornada, los responsables de la asociación expresaron su preocupación por los casos de niñas prostituidas en Salamanca que han detectado en los últimos tiempos. Apramp atiende en Salamanca a unas 500 mujeres que ejercen la prostitución, la mayoría con edades comprendidas entre los 18 y los 35 años, y que desarrollan su actividad en pisos o en clubs, ya que cada vez son menos las que trabajan en la calle.

 

Según explicó Patricia Silva, mediadora social de Apramp, actualmente las redes de prostitución que actúan en la provincia salmantina se concentran, fundamentalmente, en las zonas rurales y en los clubs de la frontera con Portugal. Las mujeres que se ven atrapadas por estás redes proceden sobre todo de América Latina, Europa del Este y África. Silva lamenta que existen muchas mujeres a las que no pueden llegar porque “se encuentran atrapadas y han asumido con resignación la situación en la que se encuentran”, ‘sus jefes’ las controlan y “pasan meses hasta que logramos hablar con ellas”, "consiguen que las mujeres pierdan totalmente su autoestima y creen que no sirven para nada más que para satisfacer sexualmente a los hombres”, explica Patricia Silva.

 

Ana Méndez, educadora social de Apramp, reconoce que “salir es complicado por las deudas económicas que tienen las mujeres, hay algunas que son valientes y denuncian, y cuando lo hacen sí logran salir”. La labor de la asociación, añade Silva, es precisamente esa: “decirles que sí se puede salir, ayudarlas a que tengan la información y ponernos a su disposición, porque les ofrecemos alternativas, formación, habilidades sociales –en la hostelería, como empleadas del hogar o cuidando personas mayores- incluso para aquellas que están en situación administrativa irregular, lo que complica aun más las cosas”.

 

 

Conseguir que una mujer abandone la prostitución y desligarse de las redes que la esclavizan es un logro muy importante para Apram porque sirve de “motivación” entre ellas y también para las personas que trabajamos en la asociación.

 

Durante el acto que se celebra hoy durante todo el día en la Plaza de Los Bandos, se realizó una representación teatral para denunciar las condiciones de esclavitud que sufren miles de mujeres, de seres humanos, en el mundo. Las responsables de Apramp leyeron un comunicado con el propósito de “hacer visible la trata con fines de explotación sexual, enmarcada, además, entre las más atroces violaciones de derechos humanos”. Y destacaron concretamente, la necesidad de “proteger a las menores de edad por su situación de especial vulnerabilidad”.

 

En definitiva, esta asociación quiere recordar “la importancia de una intervención integral, no sólo enfocada a la detección y persecución de las redes sino además hacia la sensibilización social, la prevención y la recuperación y reinserción de las propias víctimas”, porque, como reza uno de sus lemas: ‘NADIE SE OFRECE PARA SER ESCLAV@’.

 

Mensajes que dejaron Klimowitz y Picado en el mural habilitado por Apramp en Los Bandos

 

En el acto estuvieron presentes la concejal de Familia e Igual de Oportunidades del Ayuntamiento de Salamanca, Cristina Klimowitz, y la Diputada de Servicios Sociales, Eva Picado. La edil salmantina recalcó que el Ayuntamiento de Salamanca mantiene un convenio estable de colaboración con Apramp dada la gran labor que realizan. Klimowitz señaló que aun “hay poca concienciación en este tema”, que considera “una grave violación de los derechos humanos y una moderna forma de esclavitud”.