Apple llega a un acuerdo para evitar el juicio por pactar precios de libros electrónicos con editoriales

El fabricante de dispositivos electrónicos Apple ha llegado a un acuerdo extrajudicial con varios Estados de EE.UU. y otros demandantes para evitar el juicio por pactar la fijación de precios en la venta minorista de libros electrónicos, que podría costarle a la compañía hasta 840 millones de dólares (619 millones de euros).

La jueza del distrito de Manhattan Denise Cote ha ordenado a las partes remitir un documento completo para la aprobación de este acuerdo en los próximos 30 días. Los términos del mismo, que aún deben ser aprobados por el Tribunal, no han sido revelados.


El Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó en abril de 2012 una demanda contra Apple y cinco editoriales estadounidenses por "impedir" la libertad de precios en la venta minorista de libros electrónicos y "conspirar" para fijarlos, lo que ha provocado que los consumidores hayan pagado "millones de dólares más por sus 'e-books'".

Desde entonces, 33 Estados de EE.UU y otros territorios estadounidenses han demandado por separado a Apple en representación de sus ciudadanos, al igual que varios consumidores de todo el país.

Las demandas buscan captar hasta 840 millones de dólares (619 millones de euros) en concepto de daños y perjuicios para los consumidores de libros electrónicos. La cantidad exacta demanda estaba previsto que se tratara en un juicio el próximo 14 de julio.

Las editoriales Hachette Book Group, HarperCollins Publishers, Penguin Group (USA) Inc y Macmillan and Simon & Schuster Inc ya han acordado pagar más de 166 millones de dólares (122 millones de euros) para cerrar estas acusaciones.

La jueza Denise Cote ya dictaminó que Apple tomó parte en una conspiración para fijar los precios de los libros electrónicos para competir con el principal actor del sector, Amazon.com. Apple apeló esta decisión y su resultado determinará los detalles finales de este acuerdo.