Anulada una multa de 60.001 euros a un operador de red de comunicaciones electrónicas

El expediente se había incoado por haberse negado a atender un requerimiento de información en el que se le solicitaba identificar al cliente al que prestaba el servicio de red.

Nuevo éxito de los servicios jurídicos de MassMedia Assistants, que defendiendo a uno de sus clientes, han logrado anular en su totalidad la sanción impuesta por una Administración autonómica a un operador de red de comunicaciones electrónicas, al que se le impuso una multa de 60.001 € por haberse negado a atender un requerimiento de información en el que se le solicitaba identificar al cliente (prestador de servicio de comunicación audiovisual televisivo) al que prestaba el servicio de red para el transporte de la señal audiovisual.

 

Tras imponerse la sanción de multa y agotarse la vía administrativa, previo análisis de la viabilidad jurídica, desde MassMedia Assistants se aconsejó acudir a la vía judicial, lo que así se verificó interponiendo el correspondiente recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia competente.

 

Lo curioso de este caso tiene lugar cuando estando el procedimiento judicial en fase de prueba, y a pesar de que la Administración se había opuesto a los argumentos jurídicos esgrimidos por MassMedia Assistants, posteriormente, de forma sorprendente y contradictoria, la Administración asume los mismos y dicta una resolución administrativa revocatoria de la sanción de multa impuesta en su día.

 

La consecuencia de ello en el procedimiento judicial no ha sido otra que dar por terminado el mismo sin llegar a la sentencia, al haber anulado la sanción la propia Administración, eso sí, por parte de MassMedia Assistants se solicitó la imposición de costas a la Administración y el Tribunal Superior de Justicia ha accedido a ello imponiéndoselas expresamente.

 

El resultado obtenido para el cliente de MassMedia Assistants confirma la necesidad de contar con una defensa jurídica especializada en materia audiovisual, lo que puede significar, como en el caso que nos ocupa, evitar la imposición de sanciones importantes, más el ahorro los gastos del procedimiento judicial, al haberse conseguido la anulación de la multa con imposición de costas a la Administración.