Antonio Morales 'Junior', toda una vida de éxitos

Muerte Junior vida exitos Rocio Durcal
MADRID, 15 (CHANCE) La vida de Antonio Morales 'Junior', no ha sido una vida cualquiera. Nacía el 10 de septiembre de 1943 en Filipinas, en plena Guerra del Pacífico y con los japoneses ocupando el archipiélago. Con 11 años, junto a su familia, hace las maletas y aterriza en España, país que le dará lo más importante de su vida, su mujer Rocío Dúrcal.


MADRID, 15 (CHANCE)

La vida de Antonio Morales 'Junior', no ha sido una vida cualquiera. Nacía el 10 de septiembre de 1943 en Filipinas, en plena Guerra del Pacífico y con los japoneses ocupando el archipiélago. Con 11 años, junto a su familia, hace las maletas y aterriza en España, país que le dará lo más importante de su vida, su mujer Rocío Dúrcal.

Años antes de conocer a nuestra cantante de rancheras más importante, 'Junior' debutaba en 1964 en el mundo de la música con el grupo Los Brincos, junto a Manuel González, Juan Pardo y Fernando Arbex. Este grupo supuso para 'Junior' su lanzamiento al estrellato, pues durante muchos años estuvieron en el número uno de las listas de ventas, además de convertir al artista en todo un 'sex symbol' de la época. Desavenencias en el grupo hicieron que Juan Pardo y Antonio Morales se separasen y formasen el dúo 'Juan y Junior' en 1967 y que duraría hasta 1969, cuando ambos artistas deciden seguir sus carreras en solitario.

El 1969 fue todo un año de alegrías para el filipino. El artista debutaba en el cine y su carrera en solitario iba viento en popa, pero si ese año fue especial para Junior es porque comenzó un sonado romance con María de los Ángeles de las Heras Ortiz, más conocida como Rocío Dúrcal, con la cual contraería matrimonio nueve meses después.

Antonio y Rocío se conocieron en 1965, durante el rodaje de la película 'Más bonita que ninguna' de la cual la cantante era la protagonista, mientras que Los Brincos ponían banda sonora al film. Rocío y Junior iniciaban una bonita amistad que acabaría en boda en 1970.

Tras una ceremonia celebrada en el Monasterio del Escorial de lo más sonada en el papel couché, Rocío y Junior tenían a su primera hija, Carmen, once meses después de casarse. Rocío decidió apartarse de los focos para cuidar de la pequeña. Mientras, Junior seguía cosechando éxitos como "El Tren de las Penas Mías", pero decide relanzar su carrera y cruza el charco. En Latinoamerica, durante los 70 Junior es uno de los artistas más aclamados. Cuando Rocío vuelve a los escenarios, ambos comienzan una gira como dúo por televisión.

En 1974 la pareja tiene a su segundo hijo, Antonio, y Junior decide abandonar su carrera artística para dedicarse en cuerpo y alma a su familia, mientras Rocío Dúrcal triunfa por medio mundo. En 1979, el matrimonio tiene a su tercera hija, Shaila, es cuando Junior decide convertirse en el representante de la cantante. La vida de la familia consigue la alegría plena.

Rocío y Junior eran unos padres orgullosos. Cuando Carmen y Antonio quisieron debutar en el mundo de la canción con su 'Sopa de Amor' en 1982 sus padres fueron los primeros en apoyarles e incluso Junior escribiría varias canciones para sus pequeños. Con unos cuantos años más, Carmen Morales debutaba como actriz, mientras que Antonio se decidía por el mundo empresarial. Shaila por su parte, seguiría los pasos de sus padres en el mundo de la canción convirtiéndose en una de las grandes de las rancheras, al igual que su madre.

Pero en el año 2001, después de grabar el álbum de la artista Entre Tangos y Mariachi, Rocío tiene que retirarse de los escenarios tras diagnosticarle un cáncer que se la llevaría en 2006. Sin duda un hecho que dejó hundido a Junior, pues para él su Marieta era lo más importante que había tenido en su vida.

Junior no consiguió reponerse nunca de tan duro varapalo, y hoy se ha marchado dejando un gran vacío en la vida de sus hijos y del mundo de la música.