Antes del duelo ante la UDS, el Valladolid se examina en Girona

El Real Valladolid, próximo rival de la UDS, será el que cierre hoy la jornada con su visita al Girona, equipo que puede colocarse de nuevo en plazas de promoción tras dos derrotas seguidas frente al Recreativo de Huelva y el Betis.
EFE / T. S. H.

“Si queremos tirar para arriba tenemos que ser conscientes de que los plazos se acortan”, dijo Abel Resino, entrenador del conjunto castellano, que cuenta con la baja de Nauzet Alemán. Sisinio González podría ocupar la vacante de Nauzet y el resto del equipo será el de las últimas jornadas, con Óscar González o Jorge Alonso en la media punta por detrás del goleador, Javi Guerra. El partido será a partir de las 21.00 horas.

De pago si no cambian de idea
El partido es importante para el Valladolid, que quiere huir cuanto antes del peligro que supone una zona baja de la clasificación con la que viene coqueteando en los últimos meses. De hecho un tropiezo en Girona le puede meter en apuros puesto que quedaría a ocho puntos de esa zona de peligro teniéndose que medir a la UDS que es el equipo que marca el descenso.

Será un derbi, por lo tanto, con muchos componentes que invitan a la emoción y a la sana rivalidad y para el que se espera una importante afluencia de aficionados.

En principio éste era el encuentro que la directiva había marcado a principio de temporada como uno de los elegidos para ser de ayuda al club, lo que obligaría a pasar por taquillas tanto a socios como a no socios. Habrá que ver si la directiva mantiene esta decisión, algo probable si se tiene en cuenta que el Valladolid puede arrastrar a muchos aficionados y también la necesidad que tiene la UDS de ingresar dinero por taquillas. Además hay que tener en cuenta que en los dos últimos partidos en casa, el club rebajó y abarató las localidades para facilitar que la afluencia mejorara.