Año nuevo, la vida sigue igual

YA VAN NUEVE. Son las jornadas consecutivas en las que el Guijuelo no conoce la victoria
OPTA ESPAÑA / Abegondo (A Coruña)

Y a son nueve las jornadas consecutivas sin ganar para el Club Deportivo Guijuelo, derrotado con justicia por el Montañeros Banco Gallego en la primera jornada del nuevo año, última de la primera vuelta. De poco valió el madrugador tanto de Pereira, con la inestimable colaboración del portero Diego. Un doblete del delantero Rubén Rivera entregó en remontada los tres puntos con total merecimiento al club coruñés, que ya contabiliza 28 en su primera experiencia en la categoría de bronce.

A pocos días para la festividad de los Reyes Magos, hubo carbón para los visitantes en el arranque del nuevo año. El Guijuelo se presentó en A Coruña con ganas y con un inicio de partido prometedor. Un centro chut de Pereira desde la línea de banda en el tercer minuto de juego encontró el regalo del portero Diego, incapaz de blocar el esférico, que se alojó incomprensiblemente por el primer palo al fondo de la red (0-1). Los visitantes, con un importante lastre de partidos sin vencer, se las prometían muy felices, pero sólo tres minutos después, Rubén Rivera batió de tiro cruzado a Montero tras recibir un valioso servicio de Iago (1-1).

Era más que trepidante el inicio de 2010 en Elviña Grande, con dos goles en los seis primeros minutos de juego. Se pasó a una fase de tanteo, pero con el paso del tiempo el Montañeros mostró más y mejores cosas. Así, Ángel Luis y Niche protagonizaron una doble oportunidad desbaratada por Montero y un defensor. Después, los locales reclamaron penalti por sendos derribos a Rubén Rivera y Herbert. La réplica del Guijuelo llegó por medio de Neftalí, que remató alto un saque de esquina ejecutado por el inspirado Pereira. Del Prado probó suerte al filo del descanso con un lanzamiento desviado desde la frontal del área.

La superioridad del Montañeros fue más que manifiesta en la segunda parte, período en el que marró claras ocasiones para vencer por mayor renta. Una vaselina de Herbert y un tiro escorado de Iago fueron el preludio del segundo tanto de los locales, en el minuto 59: Herbert habilitó a Rubén Rivera y el delantero se coló en el área, regateó a un defensa y batió con la pierna izquierda por el primer palo a Montero.

A continuación, el Guijuelo reclamó penalti por una discutible mano dentro del área. Ángel Crego, dio entrada a Mangas y Adrián Torre en busca de mayor profundidad. También el Montañeros movió ficha con la incorporación del robusto Rubén Pardo, que dispuso de dos opciones clarísimas para engordar la cuenta de los suyos.

Los cambios dieron algo más de verticalidad al Guijuelo. Así, un centro de Mangas encontró un cabezazo de Leroy demasiado alto en el minuto 75. Poco después, fue otro de los revulsivos locales, Romay, quien disparó al poste en franca posición de batir la meta de Montero. Dentro de las alternativas, el goleador Óscar Martín fue incapaz de resolver acertadamente un control en el área pequeña en el minuto 82. El encuentro murió en el quinto minuto de prolongación con un cabezazo alto de Mangas en un saque de falta de Pereira. En definitiva, el Montañeros Banco Gallego expuso más y dispuso de oportunidades claras para hacer más holgada la remontada.

MONTAÑEROS
Diego, Ángel Luis, Pablo López, Capi, Dopico, Moisés Pereiro, Julien, Herbert, Iago (Romay, min.70), Niche (Rubén Pardo, min.63) y Rubén Rivera (Cano, min.81).

CD GUIJUELO
Montero, José, César, Juli Ferrer, Pereira, Iturralde (Txoperena, min.81), Neftalí, Piojo (Mangas, min.63), Del Prado (Adrián Torre, min.63), Leroy y Óscar Martín.

GOLES: 0-1, min.3: Pereira. 1-1, min.6: Rubén Rivera. 2-1, min.59: Rubén Rivera.
Árbitro: Moro Sánchez (Asturias). Mostró amarilla a Pablo López, Capi, Iago; Txoperena, Iturralde, Neftalí, Leroy y Adrián Torre.

incidencias: Elviña Grande. Césped sintético. 300 espectadores. Última jornada de la primera vuelta de la Liga