Anna Montañana elige 'su casa' para decir adiós a su pasión

Anna Montañana ha leído unas líneas en su despedida del baloncesto en activo

Anna Montañana cuelga las botas. La pívot valenciana ha decidido poner punto y seguido a su carrera en el baloncesto y abandona la pista como jugadora. Lo ha anunciado en Salamanca, en su casa, en su club al que ella califica como "el mejor de Europa". 

Anna Montañana ha anunciado su retirada como jugadora de baloncesto activo. Una decisión que, según ha reconocido, tomó las pasadas Navidades "porque me dí cuenta de que todo me costaba mucho y era el momento". Una despedida para la que ha elegido Salamanca y Perfumerías Avenida porque "es mi casa. Con mis idas y mis venidas, a nivel sentimental es mi club es mi familia y no hay mejor escenario que este", ha apuntado.

 

"A nivel sentimental me lo ha dado todo y es en el único sitio donde se te pone la piel de gallina jugando cada semana", ha señalado aunque también ha tenido un recuerdo para el club de su tierra, Ros Casares.  

 

Montañana reconoce que esperaba un adiós algo distinto "porque no me imaginaba acabar la Liga así. Quería el triplete en mi club pero el baloncesto no siempre es un cuento de hadas".

 

Lejos queda ya aquel día de su debut en Liga Femenina, con apenas 14 años -13 años y 355 días y a las órdenes de Vukovic-, según ella misma ha rememorado antes de repasar diferentes momentos de los que ha vivido con Perfumerías Avenida, desde el primer subcampeonato de Copa, a su primer título de este torneo el pasado mes de febrero, pasando por los duelos ante Ros o, sin duda el mejor recuerdo de todos, "levantar con este club el título de Euroliga". 

 

Montañana, tercera máxima anotadora en la historia del club salmantino, ha reconocido que el baloncesto "es mi pasión" y espera que algún día sea su "profesión", y es que en un futuro se ve en los banquillos pero ejerciendo el papel de entrenadora. "Al final de todos los entrenadores, aunque suene a tópico decirlo, he aprendido. Cuando coges espacio ves que todos han tenido su talento, que puedo haber jugado más o menos con ellos, pero de todos he sacado un montón", ha dicho y, entre risas,  ha reconocido que algún día "aunque aun tengo mucho que aprender, me gustaría entrenar a Avenida".

 

Anna Montañana camina junto al presidente del club, Jorge Recio (Fotos: Alba Villar)

 

En su adiós, en el que se ha sentido acompañada y "apoyada por todo el mundo", ha estado acompañada por Jorge Recio y Carlos Méndez.

 

El presidente del club ha hablado de Montañana "como parte de la historia de este club, dejando unos años maravillosos" y ha recordado "aquel momento en que todo un pabellón gritaba "Anna quedate, Anna quedate que mi me sigue emocionando al recordarlo". Por eso cree que es justo estar a su lado en su retirada "y tener un reconocimiento que cuando empiece la temporada tendrá su momento". 

 

Por su parte Carlos Méndez ha hablado de Anna como una "jugadora única por sus características y visión de juego" aunque ha añadido como un valor fundamental "su carácter, que es el que deben tener las jugadoras que vienen".