Ángeles Pedraza, reelegida presidenta de la AVT

"Seguiré dejándome la piel por las víctimas del terrorismo y por esta asociación", ha asegurado
Ángeles Pedraza ha sido reelegida presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) para los próximos dos años tras la retirada de la otra candidatura que optaba a este cargo, encabezada por Paulina Cerezal.

Entre los objetivos de su candidatura se incluye la derrota "total y definitiva" de ETA y "que los políticos no ganen esta batalla y que todo acabe en tablas y se olvide lo que ha pasado durante 50 años", además de seguir atendiendo psicológica y socialmente a las víctimas.

"Seguiré dejándome la piel por las víctimas del terrorismo y por esta asociación", ha asegurado al término de la asamblea.

Pedraza está acompañada en su lista por José Marco, sargento del Ejército herido por ETA; Pascual Grasa, guardia civil herido en el atentado contra la casa cuartel de Zaragoza; Narcisa López, madre de una víctima de la banda; y Carmen Teba, viuda de un fallecido el 11-M.

Tras la aprobación del ejercicio 2011-2012 con el apoyo de los 85,7% de los votantes la candidatura de Cerezal ha presentado su renuncia. Un total de 318 asociados se han personado en la asamblea y se contaba con un total de 862 votos delegados, con lo que se hacía un total de 1180 votos válidos. La candidatura liderada por Pedraza ha recibido un apoyo de 1.114 votos (el 94,4% del total).

Además, tras la aprobación de las cuentas, se ha procedido a la votación del plan de acción 2012-2013, aprobado con un 89,4% de los votos, y la memoria de gestión de la junta directiva saliente, apoyado por el 89,3%.

Pedraza, cuya hija falleció en los atentados del 11-M en Madrid, llegó al frente de la AVT en 2010 después de haber ocupado el cargo de vicepresidenta con Juan Antonio García Casquero como 'número uno'. Fue la primera presidenta de la asociación que no era víctima de ETA.

La presidenta de AVT ha revalidado de esta manera su cargo al frente del principal colectivo de víctimas y se ha impuesto a la candidatura de Cerezal, viuda del ex guardia civil y trabajador de Iberdrola Francisco Díaz de Cerio asesinado por ETA en 1991 en Bilbao, y que contaba con una lista que incluía a la viuda de Fernando Múgica o María Jesús González, madre de Irene Villa.

Críticas entre las candidaturas
Las elecciones han llegado en un ambiente crispado después de que la candidatura alternativa de Cerezal acusara al equipo de Pedraza de "opacidad", falta de transparencia en las cuentas y falta de firmeza en política antiterrorista; además de señalar directamente a algunos socios de la asociación y acusarles de estar inmersos en procesos judiciales o haber facturado a cargo de la AVT trabajos de asesoramiento.

Ante estas acusaciones, varios socios del colectivo ya han iniciado acciones legales y Pedraza incluso acusó a sus detractores en declaraciones a Europa Press de intentar "hacer daño" a la AVT con tal de hacerse con el poder de la asociación. Además, cuestionó su interés en el colectivo cuando ocho de los nueve miembros de la lista alternativa no han participado en las asambleas de los últimos años.