Ana Obregón y Concha Velasco, sin consuelo en el último adiós a Lina Morgan

Lejos de estar acompañada por el que se había convertido en su gran apoyo, Daniel Pontes, el coche llegó solo y entró en el tanatorio en una soledad absoluta.

Sin duda ha sido una gran pérdida para el mundo de la comedia de España y por ello numerosos rostros conocidos se quisieron dar cita en la capilla ardiente instalada en Memoria de Lina Morgan.

 

Entre los personajes que se quisieron despedir de la actriz estuvieron algunos muy conocidos por su gran amistad con Lina como Máximo Valverde, Concha Velasco, el Padre Ángel, Rosa Valenty, Raún Sender, quién aseguró que la incineración se realizaría totalmente privada o Ana Obregón que salió visiblemente emocionada del tanatorio.

 

Pero los que tampoco quisieron faltar a este bonito homenaje fueron muchos de los políticos de nuestro país que desde su puesto rindieron un homenaje a la actriz. Entre los que no faltaron estuvieron la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, el Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez, la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes o la Vicepresidenta del PP, Soraya Sáenz de Santamaría.

 

Sin duda una de las más afectadas por la pérdida fue Ana Obregón que salió de la capilla ardiente muy emocionada y sin poder contener las lágrimas por la gran pérdida de la actriz a la que ella recuerda como una de sus maestras.

 

Una vez fuera de la capilla ardiente el féretro se dirigió al tanatorio donde iba a ser incinerada de madrugada. El coche fúnebre llegó solo sin la compañía de ninguno de los familiares de la actriz que estaban vetados en la incineración y en los actos de despedida.

 

Lejos de estar acompañada por el que se había convertido en su gran apoyo, Daniel Pontes, el coche llegó solo y entró en el tanatorio en una soledad absoluta.