Ana Mato: "Los ciudadanos pueden acudir a la Justicia si consideran que el cierre de las urgencias vulnera sus derechos"

Los vecinos de Las Arribes llevan ya 121 noches de guardia en los centros de salud como medida de protesta

La ministra de Sanidad recalca que el Ministerio no va a tomar ninguna medida "al respecto sobre las decisiones de las comunidades autónomas".

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha afirmado que respeta las decisiones que las comunidades autónomas adoptan en el ejercicio de sus competencias, como es el caso de los cierres nocturnos de los servicios de urgencias sanitarias en Castilla-La Mancha y Castilla y León, y recuerda que cualquier ciudadano puede acudir a la justicia si ve lesionados sus derechos.

  

"Estoy convencida de que la asistencia a los pacientes está cubierta de la manera que cada CCAA considera más eficiente y de que ningún ciudadano se va a ver desatendido ante ninguna urgencia sobre su salud", en cualquier caso, ha añadido, "cualquier ciudadano que vea lesionados sus derechos puede acudir a la justicia y nosotros respetaremos, como no puede ser de otra manera, cualquier decisión judicial".

  

Así ha respondido a la pregunta de la diputada socialista Guadalupe Martín González, sobre las medidas que va a adoptar el Gobierno para evitar el cierre nocturno de los servicios de urgencias.

  

"Todas las CCAA en el marco de sus competencias están adoptando decisiones de reordenación del gasto sanitario para garantizar la sostenibilidad de la sanidad publica lo que a veces origina algunas protestas sociales", ha explicado.

  

El respeto a las decisiones de las CCAA lo hace con "independencia de su color político", lo que la lleva a pedir "coherencia" a la oposición, a la que ha recordado que la Junta andaluza cerró el pasado verano el 50% de los centros de salud por las tardes y las urgencias los fines de semana.

  

Asimismo, ha recordado que si el Gobierno considera que se está discriminando a los ciudadanos acudirá a los tribunales, tal y como ha ocurrido con el euro por receta en Cataluña y Madrid, porque su objetivo es "garantizar la sanidad pública universal, hoy más universal que nunca, gratuita, de la máxima calidad y al servicios de todos los españoles con independencia del lugar en el que residan".

  

Por su parte, Martín González, quien ha acusado a Mato de "destrozar el sistema universal de salud", considera que "ha fracasado en una de sus principales funciones" como es la coordinación de las CCAA.

  

Así, ha lamentado que  la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal,  y el consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz, utilicen la "falsa excusa" de modernización del transporte sanitario para reducir los horarios de urgencias.

  

"El tiempo de respuesta es determinante para atender un infarto, un coma diabético, un shock anafiláctico, ictus o convulsión de un niño. Si no lo sabe debería usted saberlo", le ha advertido para recordar que, "de día y sin heladas ni nieve", el centro de atención más cercano asignado para muchos de los pueblos de estas comunidades está a más de 30 minutos en coche.

    

Una "crueldad" que a su juicio debe evitarse porque "la vida de una persona de Majaelrayo, San Bartolomé, Honrrubia, Molinicos, Aldeacentenera, Pradoluengo u Oña vale tanto como la vida de una persona de Pozuelo de Alarcón;  si no lo sabe estamos aquí para recordárselo", ha concluido.