(Ampliación) Caja Segovia "contentó" a sus consejeros con regalos por los que Hacienda requirió 4,6 millones

El partido asegura que la entidad ocultó a la CNMV créditos a familiares y empresas vinculadas con el Consejo


SEGOVIA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

Unión, Progreso y Democracia (UPyD) ha hecho público este miércoles un abono de 4,6 millones de euros de Caja Segovia a la Agencia Tributaria a raíz de una inspección relacionada con diversas partidas de atenciones, regalos y viajes de placer al Consejo de Administración, que según el acta no fueron ajustados extracontablemente para fijar la base imponible del impuesto de los ejercicios entre 2003 y 2006.

En el documento de la Administración Tributaria se recoge que las cuantías exceden de las previsiones de los estatutos de la entidad y de la normativa reguladora de la Ley de Cajas de Castilla y León y que, como tales, tienen el carácter de liberalidad. Estas cantidades crecieron progresivamente desde 2003, cuando se destinaron a este fin 93.234 euros, hasta 2006, cuando se superaron los 124.000.

Para UPyD, estas atenciones y regalos explican por qué los consejeros aprobaron las "escandalosas" retribuciones a favor de los directivos de la entidad, cuestión objeto de un proceso penal tras el inicio de diligencias por iniciativa de este partido hace ahora un año y medio. "A los directivos les interesaba tener contentos a los consejeros", ha manifestado Andrés Herzog, miembro del Comité de Dirección de UPyD y responsable de su asesoría jurídica.

Junto con la portavoz de la formación en Segovia, Luciana Miguel, Herzog ha ofrecido rueda de prensa para presentar un nuevo escrito que su partido ha registrado en el Juzgado de Instrucción número de 2 de Segovia para aportar la información sobre estos regalos "que no se declararon de forma correcta en las fiscalidades".

Ambos representantes han mostrado su sorpresa por la conformidad y rapidez con la que se firmó el acta de la Inspección y se saldaron los 4,6 millones, abonados en 2010, y han pedido explicaciones al Consejo de Administración, que según han dicho conocía este asunto puesto que fue su secretario quien plasmó su firma.

UPyD ha informado asimismo de que Caja Segovia ocultó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) operaciones de crédito, aval o garantía con miembros del Consejo de Administración, familiares y empresas vinculadas, que en algunos casos alcanzaron los nueve millones de euros.

Las operaciones no fueron mencionadas en el Informe de Gobierno Corporativo que exige la CNMV a todas las cotizadas, cajas de ahorro y otras sociedades emisoras de valores, pero sí se remitieron a la Audiencia Nacional en relación al caso de los consejeros de BFA-Bankia.

HIPOTECAS A FAMILIARES DE SOTO

UPyD se ha referido a operaciones del ejercicio 2010. Entre ellas figura un crédito por valor de nueve millones concedido a Pedro Palomo, presidente de la patronal segoviana, a través de la sociedad Octaviano Palomo S.A.

Ha hecho mención además a operaciones en favor de Incova Centro Cárnico --por valor de 1,04 millones-- y del empresario y consejero de la entidad Juan Manuel de la Puente, este último a través de Velapuber Promociones y por importe de 2,6 millones. Finalmente, ha subrayado la concesión de créditos hipotecarios a familiares del presidente Atilano Soto.

El partido de Rosa Díez ha reclamado que, aparte de las liberalidades no justificadas, se aclaren también estas operaciones y ha vuelto a solicitar la imputación de los miembros del Consejo de Administración y del Comité de Dirección.

Herzog ha explicado que en el nuevo informe elevado al Juzgado se incluyen nuevos datos que confirman que la Caja hizo una dotación multimillonaria al plan de prejubilaciones, que se diseñó cuando "ya no tenía sentido" por la integración de la entidad en Bankia.