AMP.- Sánchez-Camacho lamenta la "debilidad del PSC" y su falta de apoyo para defender los intereses catalanes

Mariano Rajoy y Alicia Sánchez Camacho
Dice que Mas puede convertirse en el "próximo Ibarretxe catalán" y añade que su desafío separatista es "una traición al catalanismo integrador"
Dice que Mas puede convertirse en el "próximo Ibarretxe catalán" y añade que su desafío separatista es "una traición al catalanismo integrador"

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

La presidenta del PP catalán y candidata a la Presidencia de la Generalitat, Alicia Sánchez Camacho, ha lamentado este jueves la "actitud de debilidad" del PSC porque a su entender este partido serviría de gran apoyo en la defensa de los intereses de Cataluña y de los que la consideran parte de España.

"El apoyo de los socialistas en forma de abstención cómplice no ha beneficiado, sino que ha complicado la situación en la que nos encontramos", ha declarado Sánchez-Camacho en la conferencia que ha pronunciado en el Foro Nueva Economía y que ha presentado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Varios ministros han acudido a este acto como Soraya Sáenz de Santamaría, Luis de Guindos, Fátima Báñez y Jorge Fernández Díaz.

Tras señalar que las cuestiones de Estado deben abordarse entre los partidos mayoritarios, ha lamentado que el Partido Socialista "esté en su peor momento de liderazgo" y que el PSC se haya abstenido sobre una posible consulta.

Además, ha criticado que algunos dirigentes socialistas participaran en la manifestación del 11 de septiembre con motivo de la Diada y, sin embargo, "ninguno" lo hiciera "en la concentración del 12 de octubre" para celebrar el Día de la Hispanidad.

"GRAVÍSIMA" CARTA A LA COMISIÓN EUROPEA

En cuanto a la carta remitida por eurodiputados de CiU, PSC, ICV y BNG a la Comisión Europea quejándose de las amenazas militares sobre Cataluña, ha destacado que denota "una gravísima irresponsabilidad y una ofensa a todos los catalanes".

En su opinión, trasladar "el miedo" es el peor instrumento que se puede utilizar en política, y "no todo en política vale". Además, ha recalcado que ella no ha visto "ningún F-18" sobrevolando sobre su casa y ha indicado que son los propios "separatistas quienes "los ven o les gustaría hablar de ellos" en su estrategia de generar "tensión política y social".

La dirigente del PP catalán ha lamentado que la misiva estuviera apoyada por la eurodiputada del PSE María Badía, algo que, a su entender, demuestra la "falta de liderazgo, coordinación y proyecto" que existe en el Partido Socialista de Cataluña y en el conjunto del PSOE.

"DOBLE IRRESPONSABILIDAD" DE ARTUR MAS

Además de echar en falta la ayuda del PSC ante el proyecto del Govern, Alicia Sánchez-Camacho ha criticado el giro en la política de CiU y de Artur Mas, que, según ha dicho, prefiere escuchar a "algunos sectores de su partido que a las voces más moderadas".

Así, ha destacado que la situación política en Cataluña no es fruto de un movimiento propio de un victimismo de CiU, sino que hay un discurso que "rompe con todo pensamiento democrático". "El desafío separatista del presidente de la Generalitat, Artur Mas, es una traición al catalanismo integrador y que ha contribuido a la construcción de España", ha añadido.

Así, ha recordado que Mas ha cometido una "doble irresponsabilidad y un ejercicio de deslealtad", al iniciar un proceso electoral con menos de dos años de legislatura y plantear un desafío rupturista en plena crisis económica.

TARRADELLAS O MAS

La presidenta del PP catalán ha recordado que el expresidente de la Generalitat Josep Tarradellas sí tuvo "sentido de Estado" cuando, tras reunirse por primera vez con el presidente Adolfo Suárez, declaró a los periodistas que el encuentro había ido bien --aunque después se supo que no fue así--.

En cambio, según ella, en la reunión con Rajoy en el Palacio de la Moncloa, Artur Mas "no entró buscando el diálogo sino la confrontación, y como no la encontró, responsabilizó al Gobierno de España como coartada y estrategia ya definida para esconder la pésima gestión que ha llevado a cabo".

La líder del PP catalán ha hecho un paralelismo entre el proyecto de Mas y una hipotética propuesta en Estados Unidos: "es como si el gobernador de California fuese al despacho del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, a solicitarle la independencia".

DERECHO A SABER EL COSTE DE LA INDEPENDENCIA

A un mes exacto de las elecciones catalanas, la candidata popular destaca que los catalanes tienen derecho a saber los "costes y riesgos de la independencia, pero a quien no le interesa que se conozca es al propio Mas", y por eso retó a Mas a un debate cara a cara.

Ha concretado que los riesgos del independentismo conllevan una salida de Cataluña del euro, un incremento de su deuda, que la balanza comercial se vea afectada, y que no puedan pagarse las pensiones por el déficit de la Seguridad Social.

Al ser preguntada si teme que el auge nacionalista le haga perder escaños, la presidenta del PP catalán no considera que haya un incremento estructural del independentismo, sino coyuntural por razones económicas, y que al PP le interesa "la Cataluña real, la silenciosa, porque Cataluña no puede identificarse con un partido".

BALANZA COMERCIAL POSITIVA GRACIAS A VENTAS A ESPAÑA

Sánchez-Camacho ha asegurado que Mas no puede pedir a los empresarios que apoyen una propuesta independentista, y que la balanza comercial catalana es positiva gracias a las ventas de empresarios de Cataluña en el resto de España, y no en el extranjero, por lo que ve riesgo de que haya empresas que salgan de Cataluña como ha sucedido en Québec, ha avisado. Además, ha recalcado que la inestabilidad política no es amiga de creación económica.

Sobre la situación de las embajadas catalanas en España y en el extranjero, Sánchez-Camacho ha destacado que el PP había llegado a un acuerdo que obligaba a CiU a cerrarlas y que "está incumpliendo". Así, ha recordado que la única supresión fue la de Argentina y que las demás se mantienen.