Amós Lora, prodigio salmantino de la guitarra

Ya no es un niño, ha cumplido 16 años y lo hace con su segundo disco debajo del brazo, 'Así lo veo', que presentará ante los medios el próximo 27 de mayo con temas renovados que mezclan el flamenco más puro con jazz.

Amós Lora, un salmantino de apenas 16 años que deja boquiabierto al personal cuando roza las cuerdas de una guitarra con las yemas de sus dedos. Por su talento y por su juventud, podemos predecir que será un fenómeno musical, tanto es así que ya hoy se dice que este joven es referente del flamenco nacional.

 

Bautizado como 'El niño prodigio', lleva tocando desde que sólo tenía tres añitos. Él mismo explica como su progenitor, el profesor de música Manuel Lora, un día le regaló una guitarra pequeña y a partir de ahí empezó todo. "El instrumento era más grande que yo", pero esto no supuso ningún impedimento para aprender con "gran entusiasmo". En sus ratos libres nada de Play Station como el resto de chavales de su edad, su pasión... seis cuerdas. Paco de Lucía, Tomatito o Pat Metheny son su inspiración, de los dos primeros respira sus aires flamencos y el último le ha ayudado a evolucionar al jazz. No escucha otra cosa, nada de rock, ni pop. "Sé quien son los cantantes actuales pero no los escucho" afirma.

 

Para cumplir su sueño, este joven acude al instituto de lunes a miércoles en Salamanca, para después desplazarse hasta Madrid o cursar sus clases in situ de forma muy original, a través de Skype, de la manos de su profesor, Félix Santos, y continuar formándose "cómo mínimo cuatro horas diarias".

 

Hoy enseña con orgullo su segundo disco 'Así lo veo', que publicará el próximo 27 de mayo. En él incluye piezas compuestas por él mismo y llega después de 'Cerro Negro', con el que ha cosechado ya grandes éxitos en territorio nacional e internacional, demostrando su talento excepcional y difícil de encontrar en los tiempos que corren. "La producción me ha ocupado seis meses a caballo entre Madrid y Salamanca", dice. El jazz es para él un género "indispensable", una fuente de inspiración tanto como el flamenco.

 

El pequeño virtuoso es una joya, según palabras de Paco de Lucía. Ciertamente le queda mucho camino que andar pero tiene todos los números para subir al pódium de los grandes y comerse al mundo. 

 

Amós Lora tocando la guitarra